Un golpe al “gota a gota”

Si con ella se logra acercar al crédito a tantos colombianos que lo necesitan, se le estará dando un fuerte golpe a un sistema que además de ilegal es perverso.

El Gobierno nacional acaba de expedir el Decreto 222 mediante el cual reglamenta el acceso al crédito en las entidades financieras por parte de aquellas personas naturales que nunca han tenido relación con el sistema bancario y que por tanto no tienen experiencia crediticia alguna, ni han gozado de los beneficios de esta modalidad.

En principio el monto máximo de los créditos será de cuatro salarios mínimos legales, es decir algo así como unos tres y medio millones de pesos, pero se podrá ir ampliando con el tiempo y de acuerdo con la experiencia crediticia que cada usuario baja construyendo con la entidad financiera.

Con esta norma el Gobierno espera poder combatir el llamado “gota a gota”, ese macabro sistema que utilizan millones de colombianos en todo el país que tienen cerrado el crédito bancario por haber tenido un mal antecedente reciente o simplemente porque no tienen un ingreso fijo que respalde la obligación que estarían adquiriendo, y que termina aniquilando la economía de cualquier persona.

Hasta ahora el gran problema que encontraba una persona que recurría al sistema financiero tradicional, además de la falta de historia crediticia, era que como el trabajo era independiente no contaba con ingreso fijo y de otro lado, no tenia la forma de demostrar su cultura de pagos, lo que impedía que cualquier entidad que tuviera una modalidad de crédito, le prestara dinero.

Hasta hoy una persona en cualquiera de estas condiciones que tuviera la necesidad de un conseguir un dinero, no tenía mas alternativa que recurrir a cualquiera de las personas que se dedican a prestar dinero sin ningún requisito, pero con tasas de interés que muchas veces superan el 10 y el 12 % mensual.

Esto es precisamente lo que han aprovechado las personas y organizaciones dedicadas al “gota a gota”. Ellos sí no piden experiencia crediticia, ni certificado de buena paga, ni ingreso fijo, lo único que les interesa es cobrar un interés descomunal y que les paguen la cuota diaria, sino ellos tienen su forma muy especial de cobrarla.

Por eso, tiene tanto valor la norma que acaba de expedir el Gobierno. Si con ella se logra acercar al crédito a las personas independientes, a quienes no tienen recorrido crediticio e inclusive a quienes en alguna oportunidad tuvieron algún atraso en el pago de un préstamo, primero se le estará ayudando a muchos colombianos que necesita algún dinero para su pequeña empresa o para su actividad comercial, y segundo, se le estará dando un fuerte golpe a un sistema que además de ilegal es una guillotina que está puesta sobre el cuello de todo el que lo utiliza.