Queda una mala sensación

Queda la sensación en muchos sectores de opinión de que la legislatura fue improductiva y que la distancia entre Gobierno y Congreso sigue quitándole oportunidades al país.

Como ocurre cada año, faltando apenas unas pocas horas para terminar la segunda legislatura de este 2019, al menos cinco proyectos de ley muy importantes para el país y que muchos sectores de opinión estaban esperando fueran aprobados por el Congreso, se quedaron para una próxima oportunidad.

La larga campaña para la renovación de las autoridades regionales, la polarización del país, los sucesivos movimientos de protesta, la cantidad de iniciativas presentadas por el Ejecutivo y muy especialmente la falta de una coalición definida y sólida que respalde al gobierno Duque, han hecho que buena parte de los proyectos que estaban haciendo turno no alcanzarán a ser evacuados y se quedarán, en el mejor de los casos, para el próximo año.

Esto con un agravante y es que aquellas iniciativas que constituyen una reforma a la Constitución Nacional requieren de ocho debates en dos legislaturas contiguas, lo que significa que las que no alcanzaron a hacer la primera ronda en este período de sesiones, como la que establecía un proceso de meritocracia para elegir al Fiscal General de la Nación, tendrá que empezar su recorrido el año entrante y en caso de ser aprobada solo podría empezar su vigencia en el 2021.
Los otros proyectos, también de importancia y actualidad para el país, que se quedaron apenas enunciados y no tuvieron la oportunidad siquiera de hacer tránsito en las comisiones respectivas, fueron el que establecía que los responsables de los delitos sexuales contra los niños no pueden ir a la Justicia Especial de Paz, los que establecían el internet y la educación como derechos fundamentales y el que convertía a los campesinos en sujetos de derechos al acceso a la tierra.

La iniciativa por la que nadie daba un peso y que se salvó a última hora, luego de estar atascada en medio de la maraña de proyectos importantes y del tire y afloje de los partidos políticos con el Gobierno, es la que pretende establecer cadena perpetua para los violadores y responsables de asesinatos de niños.

En todo caso, la iniciativa en la que el Gobierno tiene mayor interés y que es definitiva para el cumplimiento del Plan de desarrollo y la continuidad de los proyectos en que se ha comprometido el presidente Duque, y que es la Reforma Tributaría, sino pasa nada extraordinario, saldrá aprobada en las sesiones extraordinarias que necesariamente tendrá que convocar el Gobierno para la semana entrante.

De todas maneras, queda en general la sensación en muchos sectores de opinión de que la legislatura fue improductiva y que la distancia entre el Gobierno y el Congreso sigue quitándole oportunidades al país y haciendo que el Ejecutivo tenga que gastar mucho mas fuerzas y tiempo que lo normal para lograr que la Corporación le apruebe, por lo menos lo más importante, lo que presenta.