Información con la mayor seguridad

El fin de semana, cumpliendo con la determinación de los gobiernos nacional, departamental y municipales de mantener aislamiento obligatorio con el propósito de prevenir el avance del coronavirus, y también de preservar la salud de muchos de nuestros colaboradores, suspendimos la edición impresa de nuestros periódicos El Diario y Q’hubo y, en el caso del primero, la entregamos solamente de manera digital.

Esta edición digital fue puesta en nuestra página web con acceso gratuito y consulta ilimitada, en cumplimiento de la responsabilidad que tenemos de mantener informados a nuestros lectores y suscriptores, y en general a toda la comunidad, sobre las medidas que ha tomado el gobierno y las recomendaciones suyas de las entidades especializadas para evitar que el contagio siga haciendo estragos.

Hoy, tal como lo anunciamos en una comunicación que hicimos llegar a nuestros suscriptores y que divulgamos profusamente, retornamos con las ediciones impresas de ambos periódicos las que estamos colocando en la puerta de cada uno de los  suscriptores, en el caso de El Diario y al alcance de sus habituales lectores, del periódico Q’hubo.

Sin embargo, el fin de semana recibimos por distintos medios un número importante de mensajes y llamadas telefónicas para manifestarnos que apreciaban el esfuerzo del periódico para cumplir con su obligación de estar todos los días muy temprano en la mañana en los hogares de miles de suscriptores y lectores habituales; pero que, por seguridad y tranquilidad de sus familias, nos pedían que mientras desaparecen los riesgos de contagio a través del contacto con el mundo exterior, le suspendiéramos el envío del periódico.

Teniendo en cuenta esto y evaluando también el riesgo que nuestros distribuidores pueden correr en su labor cotidiana de llevar el ejemplar del periódico a cada suscriptor y a cada lector, a partir de mañana suspenderemos la edición impresa de El Diario y, tal como lo hicimos el fin semana, la pondremos a disposición y sin ningún costo, en nuestra página web para que pueda ser leída y consultada abiertamente, y si se quiere bajada y reproducida.

Esperamos, pues, la comprensión de nuestros suscriptores, lectores, y anunciadores. En esta emergencia lo único que queremos es poder mantener cierta, responsable y completamente informados a los pereiranos y risaraldenses, y contribuir con las autoridades en la divulgación de sus disposiciones y comunicados, sin poner en riesgo una sola persona al contagio del virus.

Una vez pase la emergencia, que Dios quiera sea lo más pronto posible y con las menores consecuencias graves que lamentar, restableceremos la edición impresa normal que le hemos entregado, sin faltar un solo día, a lo largo de los últimos 38 años a todos los habitantes del Departamento, el País y el mundo, con todas las noticias sobre el acontecer diario de la ciudad y la región.

Deja un comentario