18.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

Sombrío panorama

Al cierre del mes de julio la inflación acumulada en e1 país para los últimos doce meses, se ubicó en el punto más alto en 22 años. Según el DANE, a la alarmante cifra de dos dígitos se llegó al terminar de séptimo mes del año cuando el IPC julio 21-julio 22, llegó al 10.21%.

Presionado por los alimentos que so1o para el mes de julio tuvieron un incremento del 1.1%, mientras el promedio de este rubro antes de la pandemia fue del 0.02% mensual, y en los últimos meses por los servicios públicos domiciliarios que ya alcanzan para el mes de julio una variación anual de 13.58%; la inflación alcanzó el registro que, aunque esperado, pone a las autoridades monetarias en máxima alerta.

Los otros sectores que están siendo responsables del preocupante aumento de la inflación, son los arrendamientos, impulsados básicamente por el servicio de energía que le aportó 10 puntos básicos, y el transporte alimentado por el incremento de 150 pesos en el precio de la gasolina, que se tradujo en un aporte de 5 puntos básicos al resultado global; y por los altos precios de los vehículos.

Lo grave de esto es que para la gran mayoría de los analistas, aunque se espera una presión alcista mucho más moderada en los meses que quedan del presente año, coinciden en que no será sustancialmente significativo lo que baje la inflación acumulada y que en el mejor de los casos al final del 2022, estará en alrededor del 9.2%.

En lo que tiene que ver con Pereira, la situación no es muy distinta a la que muestra el país, e inclusive en el caso de IPC corrido para los últimos doce meses, fue 0.32 puntos porcentuales por encima del acumulado nacional que en julio fue 10.21%, al llegar al 10.53%.

También igual en la Ciudad y su área metropolitana, los alimentos y bebidas no alcohólicas, especialmente el llamado corrientazo, el vestuario de hombre y de mujer, el alojamiento y los servicios públicos domiciliarios, fueron los principales responsables de que para el mes de julio pasado la inflación haya estado 7 puntos básicos por encima de la nacional, al registrar una inflación del 0.88%, contra el 0.81% que el consolidado del país. 

Todo este sombrío panorama tiene un agravante adicional y es la reforma tributaria que acaba de presentar el Ministro de Hacienda a estudio y aprobación del Congreso y que contempla normas que van a tocar sectores económicos que afectan directamente artículos que componen la Canasta Familiar.

No es, pues, nada bueno el panorama de la inflación en lo que queda del año, ni para el cierre del 2022. De darse las mejores condiciones, el IPC apenas podrá estar ligeramente por debajo del 10%, pero si estas no son buenas, si los precios de los productos de la Canasta Familiar continúan su tendencia alcista y si la reforma pasa en el Congreso como está planteada, el Costo de Vida de los colombianos va a estar de lejos en dos dígitos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -