18.9 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Sin solución a la vista

El informe periodístico que publicó por estos este medio sobre la situación de hacinamiento que tiene la cárcel La 40, a raíz de dos fallos por sendas acciones de tutela interpuestas por los propios reclusos y por la Defensoría del Pueblo, ponen nuevamente sobre la mesa el grave problema que viven los internos de este importante centro carcelario y el descuido oficial para atenderlo.

Los accionantes sostienen que allí los baños son insuficientes para tantos internos, que a falta de espacio les toca dormir en cualquier parte, incluido los baños; que el establecimiento no tiene la infraestructura necesaria para atender sus requerimientos en salud, y mucho menos un sistema de hidrantes para cubrir cualquier emergencia en caso de incendio.

Según la dirección del Inpec, actualmente en La 40 hay recluidas 1292 personas, mientras la capacidad máxima del penal es de 676 reclusos, lo que significa una sobrepoblación de casi el 100% y con ello de todas las dificultades en materia de condiciones dignas para la estadía de estas personas, que esta situación genera.

Para la entidad, buena parte del problema radica en que al menos el 25 % de los detenidos, es decir algo así como unos 300, no están condenados, sino que son sindicados y estos no deberían estar allí, sino en un lugar diferente que debe disponer la municipalidad o el departamento, y en Pereira no existe, lo que obliga al centro carcelario a recibir esta población que no es su responsabilidad y en cambio si congestiona el penal.

Es probable que en esto haya algo de razón del Inpec, pero aún retirando los que están solo sindicados la situación de hacinamiento de La 40 seguiría siendo tan grave como lo es hoy. Las condiciones físicas del actual penal son tan limitadas e insuficientes que, aún restándole 300 internos, la situación no mejoraría mucho para los que queden.

Lo más grave de esto es que la esperanza de este problema está en la nueva cárcel regional y todo indica que esto no se dará en mucho tiempo. Según el gobierno departamental anterior, en el balance de actividades dijo que todo quedaba listo, incluida la disponibilidad de servicios públicos, para iniciar la construcción, y ya se va a acabar el actual gobierno y hoy las cosas están peores que hace cuatro años.

Así las cosas, no va a quedar más alternativa que aprender a convivir con los delincuentes, porque si La 40 no recibe más detenidos por física imposibilidad de darles albergue y los sitios de detención temporal están igual o peor de hacinados, las autoridades van a tener que dejar en libertad a los sorprendidos delinquiendo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -