24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Registros que inquietan

Cada semana son más inquietantes los reportes de los contagios del covid como también los de las personas que pierden la batalla contra ese flagelo. En las últimas semanas los datos se han doblado vez tras vez hasta alcanzar números que han obligado a las autoridades de salud a recomendar nuevamente el uso del tapabocas en los recintos creados y en los sitios donde hay aglomeración de personas, y las tienen pensando en tomar otras medidas.

Mientras en la primera semana de junio, apenas hace un mes, el número de contagios en el país fue de 5.850 y 13 personas fallecidas, cuatro semanas después, en la primera de julio, los alcanzados por el virus fueron 23.665 y 133 los que no resistieron los rigores de la enfermedad. Es decir, cinco veces más los contagiados y diez veces más los fallecidos.

Dicen los expertos que estos elevados incrementos, especialmente de los fallecidos, coinciden con la marcada disminución de la vacunación que también registran las autoridades. Las personas, especialmente las mayores de 50 años, que no han acudido a aplicarse las dosis de refuerzo, son las que más han perdido la vida víctimas del covid.

Mientras en la segunda semana de junio, cuando se aplicaron 283.000 dosis, los fallecidos fueron 52; en la siguiente, cuando los vacunados bajaron a 221.000, los fallecidos subieron  a 100; y en la última del mes, cuando las inoculados fueron apenas un poco menos de 203.000, los fallecidos se dispararon a 132.

Esto confirma la apreciación de los funcionarios de Ministerio de Salud de que en la medida en que el ritmo de vacunación baja, especialmente en los adultos mayores, el nivel de contagio sube, así como el de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales y clínicas, y, claro está, el de las personas que terminan rindiéndose ante los efectos de la enfermedad.

Para las autoridades de salud, el virus no se ha ido y no es que el ómicron con sus subvariantes BA.4 y BA.5 no causen mortalidad, sino que la protección que ofrece la vacuna permite minimizar los efectos de la enfermedad y quien no tenga los refuerzos suficientes y especialmente padezca comorbilidades corre el alto riesgo de terminar en una UCI.

De allí el llamado que viene haciendo el Ministro de Salud para que las personas que no tienen el refuerzo, especialmente los mayores, se lo apliquen y estén preparados para enfrentar la quinta ola y el incremento de los contagios que se espera en las próximas dos o tres semanas; y, por supuesto, para que no se abandone el uso del tapabocas y de las medidas preventivas cuando las circunstancias lo recomienden.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -