26.4 C
Pereira
martes, agosto 16, 2022

¿Qué explicación tiene?

Dice una información de prensa que el coronel de la Policía Anibal Villamizar Serrano, quien fuera hasta no hace muchas semanas comandante de la Policía Metropolitana de Pereira y relevado fulminantemente de su cargo por el increíble show que montó en el sector de Los Puentes y en el que le hizo creer a todos los ciudadanos, incluido al propio Ministro de Defensa, que había acabado con la peor olla del narcotráfico de la ciudad; fue nombrado Comandante Operativo de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, tercero en la línea de mando de la  institución en esa región.

Como se recordará este oficial fabricó toda una historia de tráfico de estupefacientes, de consumo de drogas, de  madriguera de delincuentes, de escondite de lo robado y de alquiler de armas, sobre un bien abandonado de propiedad de una anciana y para darle visibilidad y trascendencia local y nacional, comprometió la presencia del Ministro de Defensa para que presidiera el acto en el cual una máquina retroescabadora le daría el primer golpe de pala a la deteriorada edificación.

Ese día, a los pocos minutos, se supo que el inmueble era de una anciana que nada tenía que ver con el crimen, que los videos con los cuales se justificó semejante engaño fueron hechos con habitantes de calle recolectados en el sector, que ese lugar jamás fue un expendio de droga ni un sitio de consumo y que todo fue un invento para ganar el reconocimiento y la buena calificación del oficial por parte de la institución.

Qué explicación entonces, tiene que una persona que ha cometido semejante engaño a la Policía, a sus superiores, a las autoridades locales y a la propia ciudadanía, y que hizo hacer semejante oso al Ministro de Defensa y que fue sacado a los empellones de la Policía Metropolitana de Pereira, sea promovido a un cargo de mucho mayor responsabilidad e importancia dentro de la Institución, en la segunda ciudad del país.

Qué clase de mensaje es este para la credibilidad y la ya debilitada confianza en la institución, y también para el pueblo antioqueño, que un oficial que es capaz de montar semejante película y de hacer quedar como un zapato al Ministro de Defensa, sea, después de haber sido destituido, al que le fue entregada la responsabilidad de la seguridad y la lucha contra el crimen en la ciudad que precisamente está mostrando uno de los más altos índices de criminalidad del país.

Todo esto explica por qué el número de denuncias que los ciudadanos hacen de hurtos, o de extorsiones, o de violencia intrafamiliar, o de agresiones sexuales, o de robos callejeros, es prácticamente rídiculo, frente a los hechos delictivos que ocurren todos los días en nuestras ciudades y que ponen en evidencia la desconexión de la Policía y la inoperancia de la Justicia.

Artículo anteriorArturo no pudo saltar
Artículo siguienteLe puso fin a su vida

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -