18.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

Puentes y más control

El viernes pasado otra persona fue arrollada mortalmente por una moto en las horas de la noche en la Avenida Simón Bolívar en Dosquebradas y dos días antes un adulto mayor había igualmente perdido la vida bajo las llantas de un vehículo en la Avenida del Ferrocarril, en ese mismo municipio.

Lo más doloroso, por lo menos en el caso del viernes pasado en la Avenida Simón Bolívar aunque este parece ser el común denominador, es que, según el informe de las autoridades de tránsito que atendieron el siniestro, el conductor de la moto era un menor de edad, iba sin luces, circulaba a alta velocidad y no poseía licencia de conducción. 

En lo que va corrido del año, según también datos oficiales, doce personas han perdido la vida atropelladas por un vehículo en las avenidas y vías rápidas de Dosquebradas, lo que quiere decir, algo así como una víctima fatal por esta causa, cada quince días.

Por supuesto, este fenómeno no es exclusivo de Dosquebradas ni de las vías de este municipio. Igual ocurre en las avenidas de Pereira y de muchos municipios por las mismas razones que en la vecina ciudad, exceso de velocidad, irrespeto de las normas de tránsito, imprudencia de los peatones, mala señalización, falta de presencia y control de las autoridades, e inexistencia de puentes peatonales que le permitan a los transeúntes cruzar las vías sin peligro.

Para no ir muy lejos, la doble calzada Pereira-Cerritos es una de las vías del país con más alto número de peatones fallecidos en accidentes producto de cualquiera de las anteriores causas. Allí, semanalmente una persona pierde la vida tratando de alcanzar la otra orilla en medio de cientos de carros y motos que pasan a toda velocidad y sin que les importe el peatón que va cruzando.    

Hoy la gente tiene que realizar verdaderas maniobras, que claro está ya no pueden hacer las personas de edad, ni los niños, ni las personas con alguna limitación física, para poder cruzar una avenida o una calle con alto tráfico, y si a esto se le suma la irresponsabilidad de los conductores, especialmente de los motociclistas, que no respetan las señales ni las normas de tránsito; lo que debe ser algo rutinario y sin riesgo, se ha convertido en un verdadero peligro para los peatones.

Es urgente, pues, que las autoridades tanto de Dosquebradas como de Pereira, emprendan una acción combinada de control a la velocidad y al cumplimiento de las normas de tránsito, en las principales avenidas y vías rápidas, con la construcción de algunos puentes peatonales, especialmente en aquellos lugares donde la cantidad de personas que cruzan permanentemente la vía es muy alta.

Nuestras ciudades no pueden seguir de brazos cruzados observando cómo miles de personas arriesgan sus vidas tratando de cruzar una avenida, ni cómo no pocas mueren arrollados por un carro o una moto cuyo conductor nada le importa la vida de los peatones y mucho menos el respeto de la ley.

Artículo anteriorBuen rendimiento en Nacional de Pista
Artículo siguienteTierras baldías

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Oasis

Herejías

- Advertisement -