18.4 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

Produce nostalgia

Después de varios anuncios que ponían en duda la realización del evento por los problemas de salud que azotan al mundo entero, ayer se inauguraron los Juegos Olímpicos en Tokyo, un certamen que durará hasta el 8 de agosto próximo y que cuenta con la participación de  varios miles de deportistas en distintas disciplinas y en representación de 205 países de los cinco continentes.

Colombia se ha hecho presente esta vez con una nutrida y muy competitiva delegación compuesta por 70 deportistas, la tercera más numerosa desde que el país participa y solo superada por la que hizo presencia en Rio de Janeiro en el 2016 y la que estuvo en los Juegos de Londres en el 2012, y con ella espera batir récord de medallas conseguidas en el pasado.

En lo que tiene que ver con el Departamento el aporte a la delegación nacional deja un sabor agridulce, porque si bien de ella hacen parte cinco destacados deportistas nacidos en esta tierra e iniciados aquí en la práctica de sus respectivas disciplinas, solo uno compite actualmente por Risaralda, Jenny Marcela Arias, los otros cuatro, por diversas razones, hoy están compitiendo por otras regiones del país.

Claro que estos jóvenes deportistas siguen siendo risaraldenses y aquí los seguimos sintiendo como tales, e, inclusive, todos, en distintas oportunidades, han manifestado el amor por esta tierra y la gratitud por las oportunidades que aquí tuvieron cuando competían por nuestro departamento; pero produce nostalgia que ellos hagan parte de la delegación nacional mientras compiten por otras regiones.

Es probable que no sea en todos los casos, pero la mayoría se ha ido a otros departamentos, porque allí les han ofrecido en su momento más apoyo para la práctica de sus correspondientes disciplinas deportivas y allí han visto mejores oportunidades para competir , estudiar y cumplir sueños como el que ahora tienen en sus manos.

El deporte exige mucha disciplina, consagración, esfuerzo y no pocos sacrificios por parte de quienes lo practican, más cuando se hace con aspiraciones competitivas; pero también requiere de mucho apoyo del Estado para que esos jóvenes no solo puedan prepararse deportivamente, sino que simultáneamente puedan estudiar, o trabajar, y brindarle apoyo económico a sus familias.

Por eso, es necesario revisar y reforzar la política de apoyo a aquellos deportistas de nuestro departamento que, de un lado lo merecen y del otro, lo necesitan. Risaralda no puede quedarse de brazos cruzados viendo como algunos de sus mejores deportistas se van a otras regiones a continuar con su exitosa carrera deportiva y a cosechar los triunfos que bien podrían lograr compitiendo por nuestro departamento.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -