17.4 C
Pereira
viernes, octubre 7, 2022

Por una reparación urgente

La ciudad se demorará mucho para terminar de saber los costos finales de los destrozos que causó la turba que recorrió las principales calles sembrando la ruina y la desolación; pero lo que si conoce son los problemas que padece todos los días por cuenta de los daños causados a los bienes y servicios que son de todos y que han sido adquiridos exclusivamente para el uso y comodidad de los pereiranos.

Tal vez el servicio más notable y que más efecto directo tiene en los ciudadanos del común, es el transporte público masivo de pasajeros. Con la destrucción de la mitad de las estaciones y la afectación a algunos de los articulados, miles de personas se quedaron sin su único medio de transporte y muchos se vieron imposibilitados para asistir a sus trabajos o tuvieron que hacerlo por sus propios medios.

Pero hay otro que aunque menos sensible ha causado también serios problemas en el normal desarrollo de las actividades cotidianas en las ciudad, y es la red de semáforos. Muchos de sus elementos fueron completamente destruidos o arrancados durante las hechos vandálicos que sucedieron en Pereira y Dosquebradas en los primeros días de mayo, lo que ha generado un casos en una movilidad ya de por si bien complicada.

Hoy hay en la ciudad cruces que si no tienen la presencia permanente de un guarda de tránsito el nudo que se forma no solo es insoluble, sino peligroso. La cantidad de vehículos que cruzan en todas las direcciones y el no saber quien tiene la prelación, vuelve unos sitios insoportables y peligrosos, y los deja a la suerte del más arriesgado, o del que más empuje, o, como se dice coloquialmente, la vía la lleva el más grande.

Basta pararse unos minutos, por ejemplo, en el cruce de la Avenida Belalcazar con calle 24, donde convergen vehículos de todos lados, incluidos algunos en sentido contrario, para ver el maremágnum que se forma cuando cada cual intenta cruzar al otro lado y no hay quien le ponga orden a este caos y dé la vía alterndamente.

Lamentablemente en la ciudad y en el país no hay la cultura que si existe en otros países y que indica, cuando hay cruces que no tienen semáforos ni especifican quien tiene la vía, que el turno se va tomando de manera alternada, de tal manera que todos puedan pasar y no haya congestión.

Se sabe en qué estado dejaron los vándalos la red de semáforos y la dificultad para repararla y ponerla a funcionar; pero es urgente darle prioridad a este tarea. La ciudad ya traía suficientes problemas de movilidad como para dejar que esta nueva situación y una demora en habilitar nuevamente las señales, la acabe de hacer intolerable.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -