24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

¿Por qué no se tapan?

Los huecos y el excesivo deterioro del pavimento transmiten una sensación de abandono y dejadez por parte de las autoridades, que solo invita a irse y no regresar jamás.

Uno de los aspectos que más inciden en la buena o mala imagen de una ciudad, es el estado de sus vías. Igual que la limpieza de sus calles, el aseo de sus parques, el mantenimiento de las zonas verdes y la buena iluminación de la zona comercial y de los sitios turísticos, unas vías bien pavimentadas son esenciales para dejar una buena impresión.
Nada hay más desagradable y deja peor recordación que llegar a una ciudad y encontrar unas calles y avenidas llenas de huecos y de charcos. Lo que esto provoca es simplemente deseos terminar la razón de ser de estar esa población y salir corriendo de ella para, en posible, nunca más volver, y, lo peor, no recomendársela a ninguna persona.
Los huecos y el excesivo deterioro del pavimento transmiten una sensación de abandono y dejadez por parte de las autoridades que gobiernan la ciudad, que solo invita a irse y no regresar, y que además, hace ver más evidentes los problemas de basuras, de pobreza, de indigencia y de inseguridad que pueda tener.
El pasado lunes este periódico publicó en una de sus páginas una galería de fotos que desnuda el doloroso estado en que se encuentran muchas de las calles de la ciudad. Muchas de ellas en pleno centro y por donde circula no solamente un altísimo número de vehículos, sino buena parte de las rutas del transporte público.
Además, son calles que se encuentran en este lamentable estado hace mucho tiempo. Nuestras páginas han publicado varias veces muchos de los huecos que existen en la Ciudad y que a pesar de su protuberancia y magnitud, permanecen tal cual como testigos de la indiferencia de las autoridades municipales.
Esto para no hablar de las condiciones del pavimento del carril del solo-bus en varias zonas de la Ciudad, y que, aunque solo afecta a los articulados del Megabús, igual dejan una mala sensación para los visitantes que se aventuran a tomar este servicio y envían una señal de negligencia y abandono para quienes recorran sus calles.
Cómo no va a ser importante para los pereiranos y para quienes nos visitan tener unas calles y avenidas en buenas condiciones, sin huecos, con las tapas de los registros en su puesto, con las recámaras del alcantarillado cubiertas y sin sobresaltos que puedan afectar las condiciones de los vehículos que circulan por el lugar, y con un pavimento estable y parejo.
El Gobierno de la Ciudad, por lo que se conoce, tiene presupuesto suficiente para tapar las troneras que se han hecho en las principales vías, para recuperar aquellas calles que hoy están intransitables y para mantener en buen estado la malla vial de la Ciudad, ¿por qué entonces no se hace esto y se sigue sometiendo a Pereira a la incomodidad de tantas personas y exponiéndola a semejante vergüenza pública?

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -