18.2 C
Pereira
jueves, febrero 22, 2024

Por qué no ponerlas
en práctica

El año pasado cada hora murió una persona en las vías del país. Según datos oficiales entregados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, 7.270 colombianos perdieron la vida durante el 2021 en siniestros de carreteras, el dato más alto en los útlimos cinco años y un 30% mayor al del 2020.

De este aterrador registro, 4.312 personas, es decir el 60% eran usuarios de una motocicleta; 1.566, algo así como el 21.5%, eran peatones; 565, un poco menos del 8%, eran personas que iban en un vehículo cualquiera; 416, casi el 6%, eran ciclistas y las otras 356 viajaban en un vehículo de transporte de pasajeros o de carga.

Lo más preocupante de estos dolorosos datos es que este es un mal que lejos de mostrar alguna mejoría, cada vez ofrece unos resultados más preocupantes. En el primer trimestre de este año, murieron en un siniestro vial 1.798 personas, que comparadas con las 1.607 que habían fallecido en el 2020, representan un crecimiento del 12%

Es decir que si la tendencia siniestra de los primeros tres meses de este año, se mantiene durante el resto del 2022 o en buena parte de él, las vidas perdidas en las carreteras del país al final de año van a llegar fácilmente a 8.000, lo que daría una tasa de fallecidos del 12.71 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del continente.

Tres son las razones fundamentales que, según los analistas de la Agencia de Seguridad Vial, hace que haya unos registros tan altos de personas muertas. La primera es el exceso de velocidad, la segunda la falta de control por parte de las autoridades y la tercera causa es la inexperiencia de los conductores.

Sostienen los estudiosos de este fenómeno que si se reduce en un 15% la velocidad promedio con que circulan los vehìculos por las vías del país, los siniestros con saldo de heridos graves se reducirían en un 20% y en un 45% aquellos que dejan consecuencias fatales.

En lo que tiene que ver con la ausencia de las autoridades de tránsito, dice el completo informe que siete de cada diez municipios del país no tiene un organismo de tránsito ni la presencia de unos agentes de tránsito y en las grandes ciudades esta autoridad es insufiente para controlar el alto número de vehículos que circulan por sus calles.

Y en cuanto a la inexperiencia de los conductores, el estudio establece que dos de cada cinco siniestros con personas fallecidas, ocurridos en los tres primeros meses de este año, fueron generados por conductores que tenían menos de tres años de experiencia para manejar. 

En resumen, pues, el estudio de la ANSV asegura que todos los siniesros viales, no los accidentes, se pueden evitar, que basta controlar la velocidad, ser más severos al momento de expedir las licencias de conducción, especialmente las de moto, y hacer presencia activa en todas las carreteras y vías del  país, para lograrlo. Si esto evita las 7.270 víctimas, por qué no entonces, poner en práctica las recomendaciones.  

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -