17.4 C
Pereira
martes, diciembre 6, 2022

Parece que ahora sí

Por años el proyecto de “El Pílamo” se vio frustrado por múltiples inconvenientes que iban desde la oposición de los vecinos, hasta el complejo trámite de los permisos ambientales.

La semana pasada la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, según lo dijo su propio director, expidió las licencias para el descapote, la marcación de la zona forestal protectora, la compensación ambiental, la marcación de quebradas, la exploración de aguas residuales y el tratamiento sanitario, del proyecto para la construcción de la nueva cárcel regional en el llamado lote de “El Pílamo”.

Según el Secretario de Gobierno Municipal, con esto el proyecto queda completamente listo y antes de terminar el presente mes de septiembre, se debe iniciar el proceso de construcción que, de acuerdo con los términos de la licitación respectiva, puede durar entre 24 y 28 meses a partir del momento en que se inicien las obras.

Esto quiere decir que queda despejado el camino del esperado proyecto y la población carcelaria de “La 40” y de las unidades intermedias de detención que hay en la región, tenga la esperanza de mejorar las condiciones en que permanece en estos centros de reclusión, en cumplimento de alguna orden judicial.

Por años el proyecto de la cárcel de “El Pílamo” se vio frustrado por múltiples inconvenientes que iban, desde la oposición de los vecinos del sector y los costos para llevar hasta el lugar el servicio de agua potable, hasta el complejo trámite de los permisos ambientales tan necesarios para garantizar la conservación de las condiciones naturales de una zona que es rica en biodiversidad, en agua, en vegetación y en especies nativas.

Inclusive, en algún momento la Asamblea Departamental amenazó con aplicar la cláusula de la ordenanza que autorizó al gobernador de entonces a entregar el lote para la construcción de la cárcel regional, y que daba plazo perentorio para iniciar los trabajos, so pena de que se revertiera el terreno al Departamento.

No hace muchos días, dijimos también en este mismo espacio, a raíz de la visita de la entonces Ministra de Justicia y hoy Procuradora General de la nación elegida, que cada que un ministro del ramo nos visitaba, decía exactamente lo mismo, que ya estaba listo el proyecto y que pronto se iniciaría su construcción, pero que pasaban los días y las palabras oficiales no pasaban de ser una nueva promesa incumplida.

Ojalá, pues, las licencias que se acaba de otorgar la Cárder sea de verdad el punto de quiebre de un proyecto que es una necesidad inocultable para la región y para el país, y sobre el que ya se estaban perdiendo todas las esperanzas por los problemas de toda naturaleza que se habían presentado y también, hay que decirlo, por la negligencia de las autoridades respectivas para buscarles una solución.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -