15.6 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

¿Para qué todo esto?

Es tendencia

El Día del Padre

¿Por qué pasa esto?

El ruido ensordecedor

- Advertisement -

Como ha sido una vieja costumbre, esta semana la Registraduría Nacional del Estado Civil anunció la rotación de todos los registradores departamentales que hay nombrados en el país. Esta medida es temporal mientras se  llevan a cabo las elecciones para renovar al Congreso de la República y se surten las consultas interpartidistas para escoger los respectivos candidatos a la presidencia de la República.

Esta no es una práctica nueva; sin embargo, la pregunta que muchos se hacen es ¿para qué se hace esto? ¿Qué sentido tiene, por ejemplo, enviar al registrador de Risaralda para el Departamento de Sucre y en reemplazo traer al funcionario del Meta? Acaso existe el temor de que estos funcionarios puedan interferir los procesos electorales o manipular los resultados.

Cuánto le cuesta a la Registraduría y al Estado mismo, enviar en comisión a otras ciudades, por dos o tres meses y en ocasiones hasta que queden en firme los resultados electorales en la correspondiente circunscripción, con viáticos y todos los gastos pagos, a un centenar de funcionarios de este nivel.

Se presume que unos funcionarios que ocupan unos cargos importantes y que tienen ente sus funciones responsabilidades delicadas como son las de preparar unos comisos electorales y velar por su buena organización y por transparencia, son profesionales no solamente idóneos, sino que le generan toda la confianza a la institución y a los ciudadanos.

Si alguno de estos funcionarios no genera la confianza que ellos le deben transmitir a los partidos políticos que participan de los debates electorales, o a los candidatos que hacen parte del procesos electoral, o simplemente a los ciudadanos que esperan transparencia en el proceso e imparcialidad en el manejo de los datos; simplemente no puede estar al frente de semejantes responsabilidades y lo que se debe hacer es relevarlo definitivamente, en vez de mandarlo para otra parte durante dos meses.

No hay razón para que cada dos años que hay elecciones, la Registraduría tenga que revolcar toda su estructura administrativa en todo el país y apartar a unos funcionarios, muchos con amplísima y reconocida trayectoria, que han venido preparando su dependencia para adelantar un proceso organizado y confiable; supuestamente para prevenir algo que no puede ocurrir.

Es cuando menos inexplicable entonces, que la entidad sin ningún antecedente y sin ningún motivo desconfíe públicamente y de esa manera de unas personas que han demostrado responsabilidad, buen juicio y capacidad para organizar y dirigir procesos electorales y en no pocas ocasiones difíciles y reñidos.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. El ingeniero Rodolfo Hernández tiene todas esas funciones del estado que solo causan despilfarro de dinero en la mira , acabará con todo eso , nuestro futuro presidente

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -