23.4 C
Pereira
sábado, julio 2, 2022

Para qué acabar con lo bueno

Es tendencia

Un buen mensaje

Un problema conocido

- Advertisement -

Hoy, lo poco que ha avanzado la ciudad en la cultura del reciclaje, se debe, no hay duda, a la labor de pedagogía que, en los últimos cuatro años, ha cumplido la Empresa de Aseo.

Dentro de los anuncios que hizo la semana pasada el alcalde Carlos Alberto Maya para enfrentar la crisis que también está golpeando al Municipio en sus ingresos, producto de la pandemia que ha azotado a la ciudad y al mundo entero, está la desaparición de la Empresa de Aseo.

Aunque el mandatario no ha especificado que piensa hacer con las funciones que cumple hoy esta entidad, si dejó entrever que podrían ser encomendadas a Aguas y Aguas o crear una unidad de servicio adscrita a la Secretaria de Planeación Municipal en una figura que permita la ley.

Si lo que se piensa es solo hacer la interventoría del contrato de recolección y disposición de las basuras que tiene el Municipio con la empresa Atesa, cualquiera de las dos dependencias, tal vez mejor Aguas que Planeación, lo puede hacer sin problema y a un costo muy bajo; pero si lo que se quiere es que la Ciudad avance en el manejo técnico de las basura, en la mejor disposición de los residuos sólidos, en el aprovechamiento de los productos reciclables y en la cultura de la separación en la fuente; ninguna de las dos es capaz de hacerlo con eficiencia y como lo mandan las normas de hoy.

Ya en el pasado la empresa de acueducto y alcantarillado tuvo la misión de manejar las basuras de la ciudad y fuera de recoger, entre otras cosas muy deficientemente, lo que sacan los hogares y negocios a los andenes, nada hizo para que Pereira avanzara en una cultura del buen manejo de las basuras y residuos sólidos, y mucho menos de los residuos peligrosos.

Y en el caso de Planeación, creemos que ya es suficiente con la larga lista de funciones que tiene y que, hay que decirlo, no alcanza a cumplir como lo requiere la ciudad, para agregarle una más que exige mucho contacto con la comunidad y un seguimiento constante, en lo cual no es experta esa oficina.

Hoy, lo poco que ha avanzado la ciudad en la cultura de la separación en la fuente, del manejo de los residuos sólidos, del trato adecuado a los desechos peligrosos y hasta de sacar las basuras los días, en los horarios y en los empaques adecuadas, se debe, no hay duda, a la labor de pedagogía y de seguimiento, que en los últimos cuatro años ha cumplido, con constancia, metodología y muy escaso presupuesto, la Empresa de Aseo de Pereira.

Para qué entonces, desmantelar una labor que se viene haciendo bien, con buenos resultados como lo prueban las cifras crecientes sobre el manejo adecuado de las basuras y residuos sólidos, y con excelente aceptación y respuesta de la comunidad; para entregársela a otras dependencias que ya han demostrado que no lo saben hacer o que no hará parte de sus prioridades y por tanto dejaran perder lo poco que se ha avanzado en una tarea que no es ni siquiera un propósito local, sino un imperativo mundial.

Además, hay que reconocer la preocupación del alcalde Maya para reducir los costos de la Administración, pero si en algo no se debe reducir el presupuesto, es en el propósito de convertir la ciudad en un ejemplo de aprovechamiento de las basuras, de buen manejo de los residuos sólidos, de separación en la fuente y de adecuado tratamiento de los desechos peligrosos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -