15.6 C
Pereira
domingo, noviembre 27, 2022

Otra genialidad del Invías

Sería entendible que cualquier entidad que no tenga experiencia en el mantenimiento de vías o que no haya hecho nunca un trabajo de pavimentación o reparación de carreteras, programe y ejecute una labor de esta naturaleza en las horas de alto tráfico y mayor congestión, y en los puntos más críticos de la vía; pero que eso lo haga el Instituto Nacional de Vías no tiene justificación alguna.

Hasta las más modestas firmas dedicadas al mantenimiento de vías tienen la precaución de programar estos trabajos a las horas y los días de menor tráfico y en los tramos menos congestionados y tienen además la elemental cortesía de anunciar los cierres o los pasos parciales y de colocar en la vía avisos que informen y alerten a los conductores sobre lo que se está haciendo y cuanto durarán los trabajos.

Es una norma de mínimo respeto por quienes no solo pagan por el uso de las vías a través de los peajes, sino de impuestos como el de rodamiento y otros, y también de convivencia ciudadana y de buenas relaciones con los miembros de las comunidades con la que se tienen relaciones.

Decimos todo esto porque es increíble que una entidad como el Invías que todos los días está reparando carreteras y haciendo obras en ellas, esté haciendo el reparcheo de la vía Pereira – Cerritos en el horario de más pesado tráfico en la vía, y como si fuera poco en el punto más crítico de la vía.

Ayer, por cuenta de los trabajos de recuperación de la calzada sur frente al llamado retorno de Galicia, se generó un trancón que llegaba hasta más allá de Cerritos tanto hacia Cartago como hacia La Virginia. Lo más increíble de esto es que lo mismo ocurrió entre las siete y las nueve de la mañana, y entre las cinco y las siete de la noche.

La situación se ha tornado tan insoportable que el propio Gobernador del Departamento, supuestamente directivo de la falaz alianza “Vías del Samán”, en un comunicado oficial le pidió al director encargado del Instituto Nacional de Vías, doctor Guillermo Toro, “tomar medidas inmediatas para cambiar los horarios de la intervención en le sector de Galicia”.

No es posible que para un simple reparcheo de unos cuantos metros, porque ni siquiera es el mantenimiento general de la calzada, haya que generar semejante inmovilidad y un perjuicio de tal tamaño a los miles de ciudadanos que circulan por esta importante vía. No queremos imaginar siquiera el día en que el recaudo del peaje no se vaya para otras partes del país y el Invías cumpla con el manoseado y tanta veces anunciado convenio “Vías del Samán.

Ojalá, el Invías, sordo, ciego y mendaz, atienda el llamado del gobernador Tamayo y de toda la comunidad de Cerritos y reprograme los trabajos de reparcheo en la  Doble Calzada en unos horarios que no generen los trancones que están causando, ni le causen los graves  perjuicios que les están produciendo a quienes no tienen más opciones que circular regularmente por esta vía.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -