20.4 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

Orden y educación

En Colombia cada día veinte personas pierden la vida en las distintas carreteras del país y en Risaralda una cada dos días y media corre con la misma suerte. Según el más reciente informe del Instituto Nacional de Medicina Legal, entre el primero de enero y el 30 de noviembre del año pasado, hubo en todo el territorio nacional 6.579 muertos en accidentes de tránsito y 136 en nuestro departamento.

En ambos casos el número de víctimas fatales superó de manera preocupante los registros del  2020. En el caso nacional el incremento de las víctimas fatales en accidentes de carretera en los primeros once meses del año fue del 35% y en Pereira el aumento fue del 20% al pasar de 59 fallecidos en el mismo periodo del año anterior a 72 el año pasado.

De la revisión de los datos que contiene el estudio de Medicina Legal, varias cosas llaman la atención, pero especialmente dos deben invitar a la reflexión y al análisis de las autoridades de tránsito, la primera es que en más de la mitad de los casos aparece involucrada una motocicleta y la segunda, que en el 35% la víctima era un peatón.

En el primer caso, la participación de las motos en los accidentes de tránsito, no importa si hubo o no víctimas fatales, es todavía más alto. Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, de cada diez accidentes de transito que se presentan en las vías del país, en siete hay involucrada una motocicleta, lo que deja al descubierto un problema grave de convivencia de estos aparatos en las vías del país.

En el segundo caso, qué explicación tiene que uno de cada tres muertos en el departamento, sea un ciudadano qua va a pie. Esto solo demuestra la indefensión en que se encuentran los peatones, la falta de cultura tanto de los conductores como de ciudadanos y una falta de respeto por los derechos de las personas de a pie.

Si los peatones tienen los andenes y los vehículos las vías para su circulación, no debería haber la cantidad de estas personas víctimas de accidentes de tránsito. Lamentablemente aquí las motos circulan por las aceras, los ciudadanos camina  por la calzada, ni los unos ni los otros respetan los semáforos peatonales, las cebras son adornos en las calles, no hay puentes peatonales en las vías congestionadas, los buses suben y bajan los pasajeros en la mitad de la vía y en general la gente cruza la vía en cualquier parte.

Es necesario, pues, si de verdad se quiere reducir las muertes en accidentes de tránsito, por lo menos de motociclistas y de peatones, ponerle orden a la circulación de estos aparatos, adelantar una campaña de educación y de respeto del motociclista y el peatón, y poner en práctica una estrategia de control y estricta vigilancia en las vías para que estas dejen de ser tierra de nadie y campo de batalla de conductores, motociclistas y peatones.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Indiscutiblemente los motociclistas son lo peor, no siguen ninguna señal de tránsito, hacen lo que quieren , y lo peor es que este año aparecieron más, hay que hacer algo y rápido , se han salido de control

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -