Ojal?, esta vez s? sea


Con el partido esta tarde como visitante frente al equipo Fortaleza en Cota, el Deportivo Pereira empieza hoy su participaci?n en el campeonato de ascenso del f?tbol profesional colombiano. Se trata de la octava vez consecutiva que el equipo de la ciudad transita por el llamado torneo de la B.

Para esta ocasión el Deportivo Pereira estrena entrenador, aunque el designado ya hab?a desempe?ado el mismo encargo en el equipo hace un par de años, buena parte de su cuerpo t?cnico y algunos jugadores que fueron contratados para reforzar sus l?neas y hacer del grupo un cuadro más competitivo.

En todos los escenarios se ha dicho que el ?nico objetivo que tiene toda la institución este año y en el cual todos, directivos, cuerpo t?cnico y jugadores, est?n pensando, es lograr al final de año uno de los dos cupos que quedar?n libres en el grupo de los grandes. Con ese fin seg?n se ha repetido una y otra vez, se ha hecho todo el esfuerzo econ?mico esta vez.

Por supuesto, que no vamos a hacer el papel de ave de mal ag?ero pronosticando el fracaso y, ni siquiera, recordando que también las veces anteriores se ha dicho lo mismo y, sin embargo, los hechos no han resultado de acuerdo con lo anunciado. Es más, las inexplicables malas actuaciones del equipo han dejado un justificado sinsabor en la afici?n y en toda la ciudad.

Como pereirano que nos duele todo lo que afecta a la ciudad, solo queremos llamar la atenci?n de los directivos y del reci?n contratado cuerpo t?cnico, sobre la responsabilidad que tienen con Pereira, con la afici?n y con los patrocinadores que han cre?do una vez más en ellos y est?n haciendo un esfuerzo econ?mico importante para que el Deportivo Pereira pueda conformar una n?mina competitiva que le permita salir disputar con alguna posibilidad el regreso a la A.

Claro que los 16 equipo que van a participar en el torneo de ascenso, tienen el mismo prop?sito y todos, a su manera, se han ?armado? para conseguir uno de los dos anhelados cupos. Por eso, sabemos que la lucha es ardua y est? bien competida; pero lo que se espera es que el equipo asuma con profesionalismo y honestidad la responsabilidad que se le ha confiado.

La afici?n y la ciudad llevan ocho años esperando que el Deportivo Pereira regrese al grupo de donde nunca debi? haber salido, y lo ?nico que han tenido son amargos ratos y dolorosas frustraciones. Ojal?, esta vez los directivos y los jugadores sepan responder al acompa?amiento y apoyo que todos los pereirano le han brindado al equipo.