24.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

No más pliegos sastre

Con la firma por parte del Presidente de la Rep?blica del decreto ?Pliegos Tipo para Licitaciones de Obras P?blicas de Infraestructura de Transporte?, que reglamenta las condiciones que deben contener los pliegos para las convocatorias que realiza el Estado, se espera que se acaben en el pa?s los llamados ?pliegos sastre?.

 

La norma, que empieza a regir para todos los procesos de contrataci?n del Estado cuyo aviso de convocatoria sea publicado a partir del próximo primero de abril, tiene como prop?sito evitar que las distintas entidades que tienen entre sus funciones la de realizar licitaciones p?blicas, elaboren pliegos que contengan requisitos y condiciones que en la práctica terminen favoreciendo a un determinado proponente.

 

En el pa?s ha hecho carrera que desde los pliegos de licitaci?n se direccionan los contratos para la ejecuci?n de las obras que realiza el Gobierno. En ellos se incluyen condiciones, a veces absurdas y completamente evidentes, que solo cumple la firma o la empresa a la que se quiere entregar, por compromisos pol?ticos o de otra naturaleza, la obra.

 

Esta práctica descarada y excluyente ha llegado a extremos tales que las firmas de ingenieros o de construcción serias y no dispuestas a entregar parte de su trabajo como comisi?n para que se les adjudique una obra, prefieren no participar de las licitaciones que hacen ciertas entidades del Estado, porque de antemano se sabe qui?n va a ser el favorecido con el contrato.

 

Esto, por supuesto, se ha convertido en una de las peores fuentes de corrupci?n en la administraci?n p?blica. Personas y empresas que aportan dineros importantes a las campa?as políticas con el compromiso que luego les fueran adjudicadas las obras que hagan el gobierno triunfante. O simplemente firmas que est?n dispuestas a pagar una coima importante para que sean favorecidas, mediante ciertas ma?as en los pliegos de licitaci?n, con la adjudicaci?n de los contratos de obras.

 

Ejemplos hay en el pa?s y por supuesto en el departamento y en la ciudad, y muy notorios por demás, de licitaciones para la ejecuci?n de algunas obras, que todos sab?an a qu? firmas o consorcios se les iban a adjudicar. Los pliegos estaban hechos con tanto cuidado y a tal medida que no hab?a duda que solo le serv?an a determinado licitante.

 

Ahora, el Gobierno espera que, con la unificaci?n de las condiciones para poder participar, de los tiempos y t?rminos de las licitaciones, de los factores t?cnicos y econ?micos, del conocimiento previo de las exigencias a los proponentes y de otros requerimientos que trae el nuevo decreto, se acaben los pliegos sastre y con ellos la corrupci?n que hay en todos los niveles de la administraci?n p?blica que contrata obras de infraestructura.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -