24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Ninguna como Invías

En general todas las entidades del gobierno del orden nacional son sordas e indiferentes ante las necesidades de las regiones y el clamor de sus dirigentes; pero definitivamente, por lo menos con nuestro departamento, ninguna como el Instituto Nacional de Vías (Invías), y eso que dicen que uno de sus altos funcionarios es oriundo de esta tierra.

Se podría enumerar una larga lista de obras y necesidades urgentes e importantes que tiene Risaralda y que incumben al Invías, empezando por darle una verdadera solución al creciente tráfico en la vía Pereira-Cerritos y Cerritos-La Virginia; pero ni estas ni las más sencillas, que se atienden con muy pocos recursos y un poco de voluntad, como reponer las barandas que se han robado del Viaducto y que están poniendo en peligro la vida de las personas que lo cruzan a pie, parecen importarle a la entidad.

Digamos que para las primeras se sabe que no hay recursos, porque el Departamento se dejó meter el dedo a la boca y ni los dineros que genera Risaralda a través del peaje Cerritos II, están siendo destinados a atender las necesidades de la región; pero lo que si es inadmisible es que para reponer las barandas que se robaron hace meses en una obra que hace parte de las que el Invías tiene la obligación de cuidar y mantener, y para darle un par de brochazos de pintura, no haya unos pesos.

En este periódico hemos publicado varias veces, inclusive en primera página, las fotos de los tramos donde no existe baranda y esta fue reemplazada con pedazos de guaduas amarrados con cabuya, remiendo que estamos seguros ni siquiera hizo el Invías; pero este llamado ni el que han hecho las autoridades locales, parece importarle a la entidad.

Allí no ha habido un accidente lamentable, porque Dios es grande, pero por el Viaducto pasan diariamente decenas de miles de personas, incluyendo niños y personas mayores, que están corriendo el riesgo de caer al vacío por falta de las barandas que los vándalos y ladrones se llevaron y que el Invías se ha negado a reparar.

Ojalá no tenga que ocurrir un accidente lamentable para que la entidad, luego de una demanda y un juicio de responsabilidad civil, cosa que también está a punto de ocurrir en la doble calzada a Cerritos, y cuyas condenas ya se sabe son multimillonarias, entienda que el mantenimiento del Viaducto le corresponde a ella y que la seguridad de esta obra y de quienes la utilizan, es su responsabilidad.

Artículo anteriorHerejías
Artículo siguienteDesalojo en la Hacienda Miralindo

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -