21.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

¿Mientras tanto qué?

El gobierno del presidente Petro, al parecer tratando de cumplir una promesa de campaña, ha incluido en el proyecto de ley que presentó a consideración del Congreso y que prorroga y modifica la Ley de Orden Público, una norma que introduce cambios en la forma de prestar el servicio militar obligatorio.

Según el Gobierno, lo que se pretende con la iniciativa es abrir los espacios para la paz total mediante la creación del servicio social para la paz como alternativa al servicio militar. Es decir, potenciar el servicio social que prestan los jóvenes que son incorporados al Ejército, durante el tiempo que sirven al país.

Un servicio social que se traduciría en apoyar actividades de protección del medio ambiente, de alfabetización digital, de acompañamiento a las víctimas del conflicto armado, de promoción de sus derechos, de verificación del cumplimiento de los acuerdos de paz, de protección de la naturaleza y la biodiversidad, y de promoción de la reconciliación, la convivencia y la no estigmatización.

Por supuesto que cada una de estas actividades es valiosa para el país, no solamente para la protección del los recursos naturales y el medio ambiente, y para el fortalecimiento de las estrategias planteadas para la consecución de esa paz que tanto anhelan los colombianos, y si se quiere para la consolidación de los acuerdos que consiga el gobierno con los grupos ilegales que operan en el país; pero mientras tanto cómo se le garantiza la vida y la  seguridad a los ciudadanos.

El Gobierno a través de la Dirección de Reclutamiento del Ejército incorpora anualmente  alrededor de 60.000 jóvenes que en su inmensa mayoría van a reforzar la tarea de defensa  del Estado en cualquiera de las alas de la Fuerza Pública, y si estos nóveles soldados van a ser dedicados a labores de servicio social, con quién se va a garantizar la seguridad en el territorio nacional.

Se dirá que si los grupos ilegales van a participar de la paz total que promueve el gobierno del presidente Petro, no se necesitará Fuerza Pública para garantizarle la seguridad a los colombianos y por tanto los 60.000 jóvenes se podrán dedicar a las tareas de fortalecimiento de los acuerdos y a la preservación de los recursos naturales; pero renunciando al beneficio de la duda en la participación de absolutamente todos los actores de la violencia en la paz total, cuánto tardará el Gobierno en conseguir los acuerdos y formarla

La  experiencia demuestra que todos los intentos de paz que se han hecho han sobrepasado los períodos de gobierno. Pero aceptando que esta vez sea más ágil y se avance más ligero, de todas maneras no será cuestión de meses; y entonces, mientras esto sucede y se logra la paz, quién va a proteger a los colombianos de la creciente violencia que vive el país.

Tal vez lo más prudente y sensato sería avanzar en la búsqueda de la “paz total” que ha planteado el presidente Petro y cuando por lo menos todos los actores estén sentados en la mesa, hoy solamente el Eln ha dicho estar dispuesto a aceptar las condiciones del Gobierno, ahí sí cambiar el servicio militar por un servicio social y mandar los 60.000 jóvenes a cuidar los ríos y los bosques, y a alfabetizar las comunidades olvidadas.   

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -