18.4 C
Pereira
martes, febrero 7, 2023

Más cultura y prevención

Si bien el número de quemados con pólvora en todo el Departamento, durante los días de Navidad y Año Nuevo, disminuyó de 22 casos en la temporada del año 2021 a 19 en la que acaba de pasar, incluida una persona que resultó lastimada esta semana en La Virginia; el resultado final de esta horrible práctica sigue siendo muy doloroso.

Ninguna persona, mucho menos un niño, debería resultar quemada con un producto cuya comercialización y manipulación está prohibida y cunado hay normas claras sobre la responsabilidad que le cabe a los padres que permitan que sus hijos quemen cualquier tipo de producto cuya fabricación sea a base de pólvora,

Qué explicación tiene, por ejemplo, que de las 19 personas que registraron las autoridades como afectadas por este letal producto, cuatro hayan sido menores de edad, entre ellos un niño de menos de cinco años. En dónde estaban los padres de estos niños, cuando se hicieron daño grave a su integridad física con un producto prohibido.

Claro que lograr cero quemados de una navidad a otra, no es fácil, ni se consigue solo con acciones de control. Por eso, la reducción lograda es significativa; pero de haber habido más prevención, con seguridad el balance final hubiera sido mucho más positivo y satisfactorio que el que acaban de entregar las autoridades de salud del Departamento.

Fuera de unos mensajes aislados y que no parecen responder a una estrategia sólida y bien estructura que llamara la atención y previniera los riesgos de manipular pólvora, nada hicieron las autoridades para la formación de una cultura en la población de no uso de este producto.

Las autoridades deberían iniciar desde ahora y durante todo el año, una campaña sistemática dirigida a generar esa cultura de no pólvora y fijar una estrategia para controlar la fabricación del producto, de tal manera que lo único que se produzca sea lo que vayan a utilizar los expertos en las llamadas presentaciones pirotécnicos que se acostumbran realizar con autorización de las oficinas respectivas, en la época de diciembre.

Si se logra avanzar en estos sentidos, si la gente durante el año hace conciencia de los riesgos de la pólvora, con la ayuda de unos mensajes que no sean solo la víspera del día de las velitas o de la navidad, y si se consigue que los fabricantes solo la vendan a quienes la saben manipular, con absoluta seguridad el balance de los quemados con pólvora va a ser muy distinto al que acaban de reportar las autoridades de salud.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -