26.4 C
Pereira
domingo, agosto 7, 2022

Mano a este despropósito

Es tendencia

Empieza la era Petro

Aceptable balance

- Advertisement -

Hace apenas unos pocos días la Administración Municipal de Dosquebradas anunció la puesta en servicio de un significativo número de semáforos inteligente y que tienen incorporado un dispositivo que mediante una señal sonora permite a las personas ciegas o con limitaciones visuales, saber cuándo pueden cruzar la calle sin correr el riesgo de ser atropellados por un vehículo.

Fue una inversión que superó los 2.000 millones de pesos y que se hizo para atender una sentida necesidad de un grupo importante de la población dosquebradenses que tenía todos los días que enfrentarse a unas vías con altísimo tráfico y a la muy poca solidaridad del resto de peatones y conductores.

Increíblemente algunos habitantes del sector de La Pradera, esta semana destruyeron uno de los semáforos de la red que acabó de inaugurar la Administración Municipal, porque les fue incómodo el ruido que este tipo de señales produce precisamente para anunciar a las personas invidentes que es su turno para cruzar la vía.

Dicen los vecinos de La Pradera que el principal promotor de ese acto de vandalismo es una persona que tiene un establecimiento nocturno en el sector y que se vio afectada con el sonido intermitente que produce el semáforo, porque su vivienda está situada exactamente al frente de esta señal de tránsito.

Pero lo más increíble de esto es que el supuesto promotor y el grupo que lo sigue, han anunciado que si la Administración Municipal no desactiva de manera inmediata los dispositivos de ayuda a los invidentes que tiene la red de semáforos, destruirán una a una todas las señales de tránsito que la conforman.     

Qué clase de ciudadanos son estas personas y quienes los secundaron en este acto criminal, que no tuvieron el más mínimo empacho en poner por delante sus intereses y su conveniencia personal, a los de toda una población que desafortunadamente tiene alguna limitación visual y necesita de ayudas tecnológicas como las que tienen estos semáforos para poder participar activamente de la vida cotidiana de las ciudades.

Y cómo es posible que esto esté sucediendo y de una lado la Administración no diga ni haga algo, y del otro, la comunidad permita que unas pocas personas, al estilo que ha hecho carrera en nuestras ciudades y en el país, acaben con lo que se instaló, primero para beneficio comunitario y segundo, con los dineros que son de todos los dosquebradenses.

Es urgente, pues, que las autoridades le pongan mano a este despropósito y lleven ante la justicia a quienes han participado en estos actos de vandalismo puro. Sus autores son unos delincuentes que deben ser tratados como tales y recibir el castigo que merecen quienes con su actuar están atentando contra la vida de personas que están en condiciones de inferioridad e indefensión.

Artículo anteriorCarrera mortal
Artículo siguienteSu atacante fue capturado

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -