16.4 C
Pereira
lunes, junio 27, 2022

Los parqueaderos en altura

Es tendencia

La emergencia Sanitaria

El Día del Padre

¿Por qué pasa esto?

- Advertisement -

Los pocos lugares que prestan el servicio son casi siempre lotes acondicionados para el efecto, pero que resultan incómodos, estrechos, inseguros y que no invitan a estacionar allí.

La administración del alcalde Carlos Alberto Maya presentó la semana pasada a consideración del Concejo Municipal un proyecto de acuerdo mediante el cual se conceden beneficios tributarios a aquellas nuevas edificaciones que sean destinadas a parqueaderos públicos en altura.

La medida tiene por objeto, según la Secretaria de Hacienda que es la funcionaria encargada de explicarla en el Concejo, estimular la construcción de espacios que ofrezcan todas las garantías de seguridad, comodidad y funcionalidad para el parqueo de vehículos, y a la vez desestimular el estacionamiento de estos en las calles de la ciudad.

En este espacio hemos dicho en varias ocasiones que el centro de la ciudad sigue siendo el epicentro de los negocios, de la actividad financiera y comercial, y del sector institucional, y que para no hacerlo inaccesible y molesto para sus usuarios, se hace necesario facilitar espacios cómodos donde se pueda estacionar los vehículos distintos a la vía pública, porque lo que hace esto es congestionar cada vez más las calles más transitadas y dificultar la movilidad.

Hoy el centro es un maremágnum, primero por el creciente número de vehículos que circulan por su calles; segundo, por la destinación de más y mas espacio, que antes era para estos, para el supuesto tránsito de las bicicletas, pero que en realidad es para el uso de toda clase de ventas ambulantes y el parqueo de motos, de carros y de camiones de carga; tercero, por la incultura de la gente que se estaciona en cualquier parte; y cuarto, por la falta de vigilancia y autoridad de los guardas de transito asignados al control de la movilidad en la ciudad.

Esto sumado a que los pocos lugares que en el centro prestan el servicio de estacionamiento de vehículos, son casi siempre lotes abandonados y acondicionados para el efecto por la oportunidad, pero que resultan ser incómodos, estrechos, inseguros y en general que no invitan a los conductores a estacionar allí mientras hacen sus obligadas diligencias en el centro, amén de que cobran lo que se les viene en gana sin que alguna autoridad los ponga en cintura.

Por todo es que nos parece oportuna y valiosa la iniciativa de la actual administración de invitar a los inversionistas de la ciudad a construir parqueaderos en altura, y ofrecer estímulos tributarios a quienes acepten la invitación. Sin embargo, es necesario que esta decisión esté acompañada de la garantía que se levantarán del centro las llamadas zonas azules y que habrá un control estricto y permanente en las calles para evitar que los conductores sigan utilizando, como ocurre hoy, las vías más céntricas y transitadas como estacionamiento público.

Artículo anteriorCompra de esclavas
Artículo siguienteEscampavía

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -