15 C
Pereira
lunes, mayo 20, 2024

Lo que parecía imposible

Tras más de 20 años de años de anuncios y promesas incumplidas de los sucesivos gobiernos departamentales, por fin el actual mandatario de los risaraldenses le puso fin a una de las peores afrentas al orden, a la trasparencia y al manejo responsable de los dineros públicos, la abandonada sede de “Mercados S.A.” en el vecino municipio de Dosquebradas.

La semana pasada el gobernador Sigifredo Salazar asistió personalmente al inicio del proceso de demolición de la vieja edificación con el propósito de darle paso al proyecto de construcción del nuevo Centro de Ciencia en Biodiversidad, una iniciativa que ha sido bandera de su gobierno y que tiene todo el respaldo nacional.

Esto se logró gracias a un largo, complejo y dispendioso trabajo de legalización de la propiedad del lote, que implicó localizar algunos propietarios de pequeños locales que hace muchos años no se sabía de su paradero, comprarles sus derechos y sanear las deudas acumuladas del predio por impuestos y otros conceptos.

Los trabajos de demolición de la antigua Plaza de Mercados de Dosquebradas tendrán un costo de alrededor de 500 millones de pesos y durarán hasta finales de este año. Una vez desaparecido lo que quedaba en pie de la deteriorada edificación, se iniciará la construcción del nuevo proyecto.

Por supuesto, el enredo jurídico que tenía “Mercados S.A.” era de un tamaño monumental y desatarlo no era fácil, porque exigía la voluntad de absolutamente todos los codueños del inmueble, muchos de ellos desaparecidos y casi que imposibles de localizar, y su voluntad para vender su mínima participación y así permitir que el departamento, como único dueño, pudiera entrar a tumbar la vieja sede de Mercados y construir el nuevo Centro de Ciencia en Biodiversidad.

Pero la decisión del gobernador Salazar y su empeño en cumplirle a los risaraldenses y en incluir a Risaralda en el programa de construcción de doce centros para la investigación en biodiversidad que tiene el gobierno nacional, hizo posible destrabar lo que parecía correría la misma suerte de la pretendida sede de la desaparecida EPS del Departamento, en la Avenida Sur, y dejar listo y saneado el lote para la construcción del Centro de Ciencia en Biodiversidad.

Destacamos, pues, de un lado la terminación de un proceso que puso en la picota la efectividad de las inversiones del Departamento y que era tal vez la peor mácula de Dosquebradas, y del otro, la culminación con éxito de un proyecto que era uno de los principales propósitos del gobernador Sigifredo Salazar y que pone a Risaralda en la cima de la investigación en ciencia y biodiversidad en el país.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -