19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

La violencia intrafamiliar

En lo que tiene que ver con Risaralda, lamentablemente no solo no es la excepción, sino que con 1.894 casos es uno de los departamentos con más altos niveles de violencia intrafamiliar.

Cada cinco minutos en promedio algún colombiano sufrió un acto de violencia intrafamiliar durante el 2023. Esta dramática cifra es la conclusión de un informe que preparó el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional sobre el avance de este fenómeno en el país.

Por otro lado, según el Instituto Nacional de Salud, el año pasado se registraron en todo el territorio nacional 157.899 casos de violencia intrafamiliar, lo que representa un incremento del 14% en comparación con los hechos de la misma naturaleza ocurridos durante el año 2022.

Lo más preocupante es que este comportamiento en vez de corregir la tendencia al alza, va en franco  deterioro. Solo entre el primero de enero y el 2 de marzo de este año, las autoridades de policía registraron en todo el país 22.654 casos de violencia doméstica, lo que confirma el crecimiento de un delito que no parece tener fin.

En lo que tiene que ver con las regiones, lamentablemente Risaralda, no solo no es la excepción a este problema social, sino que, de acuerdo con el mismo estudio, con 1.894 casos es proporcionalmente uno de los departamentos con más altos niveles de violencia intrafamiliar.

Todo esto con un agravante y es que las cifras que manejan las autoridades no reflejan en lo más mínimo la realidad de este delito. Por razones que van desde el temor a las represalias del victimario, hasta la decisión de no exponer a la luz pública un problema interno familiar, pasando por la falta de confianza y credibilidad en la justicia, no se recurre a las autoridades para poner el denuncio.

El hecho de que siete de cada diez víctimas de un hecho de violencia doméstica, sean, según el informe, una mujer, facilita de alguna manera que el acto de violencia no trascienda y que solo cuando ya la agresión se hace permanente e insostenible, e inclusive amenaza con convertirse en un feminicidio, llega a conocimiento de las autoridades.

La violencia intrafamiliar es uno de los hechos que más descompone la vida en comunidad y una de las principales causas de feminicidio en el país. Un porcentaje significativo de esta clase de homicidios, estuvo precedido de una larga sucesión de hechos de violencia física y verbal contra la víctima, o de amenazas permanentes.

El llamado es entonces, a las autoridades para que se revise la oportunidad que se le está dando a la respuesta, cuando hay un llamado sobre un posible hecho de violencia intrafamiliar; para que se activen las estrategias que permitan detectar a tiempo las primeras señales de actos de esa naturaleza y para que se recupere la confianza en los resultados de las denuncias interpuestas, de tal manera que este problema no solo deje de crecer, sino que se reduzca al mínimo posible.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -