20.4 C
Pereira
miércoles, noviembre 30, 2022

La vía al chocó

El fin de semana pasado estuvo cerrada nuevamente la vía Pueblo Rico – Tadó. Esta vez algunos habitantes de este municipio salieron a la vía e impidieron el paso de toda clase de vehículos para protestar por el abandono en que el Gobierno Central tiene a las comunidades de esa región del país.

Según autoridades de la región, este es un fenómeno que se ha vuelto recurrente en esta vía. Prácticamente sin ninguna razón, los pobladores de esta zona están bloqueando permanentemente la carretera para exigir del Gobierno obras y acciones que no es posible, por diversas razones, conceder.

Con el bloqueo de la vía principal que sucedió la semana pasada y con el que se dejó sin comunicación terrestre a los dos departamentos, se completó este año el cierre número veinticuatro de la carretera, lo que prácticamente significa que cada doce días se quedan aisladas estas dos regiones, con las lógicas consecuencias para los habitantes, para los negocios, para el comercio y para la economía de la región.

Por esta vía circulan todas las personas que viven aquí y tienen negocios allá, los jóvenes que viven en el vecino departamento y estudian aquí, los comerciantes que producen en el Chocó y tienen sus clientes en Pereira o que simplemente desde aquí ponen sus productos de los mercados nacionales, y en general las personas que por razón de sus actividades se movilizan permanentemente entre los dos departamentos.

Por todo esto es por lo que no se entiende por qué unas cuantas personas bloquean la vía cada que se les antoja y nadie dice algo o alguna autoridad aparece para poner orden y permitir que la gente se pueda movilizar, que haya transporte público entre los dos departamentos y que toda la carga pueda entrar y salir sin ninguna restricción.

En estas condiciones es muy difícil que una región que ha sufrido siempre problemas de comunicación terrestre, sumados a la inseguridad que genera la presencia de grupos armados al margen de la ley, ahora tenga que añadirle las protestas sociales de sus habitantes; pueda progresar y salir del olvido y la marginalidad en que ha permanecido por años.

Es urgente, pues, que alguna autoridad le ponga atención a un problema que se ha vuelto el pan de cada día de la única vía que comunica al Departamento con el Chocó y por donde se mueve todo el intercambio comercial, social, de víveres y de negocios entre Risaralda y Chocó. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -