26.4 C
Pereira
domingo, agosto 7, 2022

La realidad es peor

Es tendencia

Empieza la era Petro

Aceptable balance

- Advertisement -

Cada día 128 personas, la gran mayoría mujeres, son víctimas en Colombia de uno de los peores males que afectan a nuestra sociedad, la violencia intrafamiliar. Esto según  el último reporte oficial y que da cuenta que, entre el primero de enero y el 31 de mayo de este año, se conoció de 18.558 caos de esta naturaleza.

Y nuestro departamento lamentablemente no es la excepción a este doloroso fenómeno social. En el mismo período, los casos de violencia intrafamiliar que conocieron las autoridades de Risaralda, fueron 302, lo que significa que dos personas diarias recurren a pedir ayuda o a denunciar a su pareja o a algún miembro de su familia, por esta razón.

Estos datos no incluyen violencia sexual ni ningún tipo de agresión de esta naturaleza entre los miembros de la misma familia, lo que significa que se limita solo a aquellas conductas que, a través de acciones física o sicológicas, afectan la relación en el hogar o alteran la vida y la tranquilidad familiar.   

Lo más grave de todo esto, es, que según apreciaciones y análisis realizados por las entidades y organizaciones que se dedican a estudiar este fenómeno y buscarle la mejor solución, los casos que llegan a conocimiento de las autoridades y por lo tanto suman en estos registros, son muchísimo menores a los que en realidad se presentan tanto en el Departamento como en todo el país.

La creencia que recurrir a las autoridades de nada sirve para corregir el problema, porque, de un lado ellas son lentas para actuar y cuando lo hacen terminan en una simple conminación para que el agresor no se acerque a la víctima, cuando no es que le permiten seguir conviviendo con esta, y del otro, el miedo a las represalias que puedan haber por parte del victimario; impiden que las personas que están siendo objeto de maltrato lo reporten a las entidades correspondientes y busquen ayuda oficial.

Estas personas lo que regularmente hacen es soportar los maltratos o dar una segunda oportunidad, que nunca llega y que al final en lo que se traduce en es más y más cruel violencia, porque una de las características de esta horrible práctica es que cada vez se presenta con mayor dureza.

Si algo puede ayudar entonces, a que las víctimas de violencia intrafamiliar vayan a las autoridades apenas se presentan las primeras manifestaciones de maltrato y a aproximar lo más posible los registros oficiales con la realidad, es orientando a las personas y facilitándoles el proceso para denunciar, y, por supuesto, agilizando las investigaciones y tomando algunas medidas cautelares que protejan a los ofendidos y que eviten que el riesgo de sufrir alguna represalia por parte del victimario, se presente.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -