16.5 C
Pereira
viernes, agosto 12, 2022

Inquietud y preocupación

Es tendencia

Apenas empieza

Sombrío panorama

El discurso de Petro

- Advertisement -

La semana pasada se realizó en Manizales en el Recinto del Pensamiento lo que denominaron la cuarta sesión del  Comité Organizador de los Juegos Nacionales 2023. Al evento asistió el nuevo Ministro del Deporte y, por supuesto, los gobernadores de los tres departamentos y los alcaldes de las tres ciudades capitales, además de los designados directivos de los Juegos.

Según el propio ministro Guillermo Herrera, los objetivos de la reunión fueron “poder identificar cuáles son los escenarios que vamos a utilizar para los Juegos 2023 y empezar a definir cual va a ser el plan de acción para las inversiones que haremos en estas infraestructuras”.

Claro que hay que entender que el ministro Herrera está acabado de posesionar y que debe estar apenas empapándose de las decenas de proyectos y compromisos que ha adquirido el Gobierno Nacional con las distintas regiones del país; pero las declaraciones del funcionario generan muchas inquietudes y dejan no menos preocupaciones.

No es posible que casi dos años después de haber sido escogido por el presidente Duque el Eje Cafetero como sede de los próximos Juegos Nacionales, el Ministerio respectivo apenas esté identificando cuáles son los escenarios que se van a utilizar para las distintas disciplinas, en cuál de las tres ciudades están localizados, y, sobre todo, cuál es el plan de inversión que se debe realizar para poner los lugares en condiciones de ser utilizados por los distintos deportistas que van a participar en los Juegos.

Como es conocido, la inmensa mayoría de los escenarios existentes está en regulares condiciones y necesita de inversiones cuantiosas para ponerlos a tono que tienen procesos licitatorios muchas veces complejos y demorados. Esto para no hablar de las estructuras que no existen y que hay que empezar por diseñarlas y construirlas.

El tiempo vuela, como se dice popularmente, y si a un año y medio de los Juegos apenas el Ministerio está identificando cuáles son los escenarios que se van a utilizar y de qué monto van a ser las inversiones tanto para recuperar y adecuar los existentes, como para construir los que no existen, mucho tememos que al final va a ver problemas para cumplir con este compromiso nacional.

Pereira y en general el Eje Cafetero han sido ejemplo en el país de responsabilidad deportiva y de cumplir, con lujo de detalles, los compromisos adquiridos, y esta vez no puede ser la excepción. Por eso, es necesario exigirle al  Ministerio prontitud en lo que falta por definir en cuanto a escenarios se refiere y a los montos de inversión que se van a hacer, así como la elaboración de un cronograma de trabajo que permita hacerle seguimiento y monitorearlo su cumplimiento, si es que la ciudad no quiere perder la buena imagen que tiene nacional e internacionalmente, como extraordinaria anfitriona de eventos deportivos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -