26.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Hay que denunciar

Y algo aún peor, en un altísimo porcentaje de los casos de delitos sexuales, el victimario es un pariente muy cercano, o una persona que se ha ganado la confianza de la víctima.

Entre el primero de enero y el 30 de junio de este año, las autoridades tuvieron conocimiento de 408 casos ocurridos en el Departamento, en los cuales presumiblemente se cometió alguno de los llamados delitos sexuales. Este dato contrasta con los 320 hechos ocurridos en el mismo período del año pasado, lo que significa un preocupante incremento  del 25%.

En lo que tiene que ver con Pereira, los casos reportados a las autoridades en el primer semestre de este año, fueron, según el Instituto Nacional de Medicina Legal, 234; es decir, 25 hechos más que en igual período del 2021, lo que coloca la ciudad como la séptima en la lista de las capitales con más casos de agresiones sexuales graves.

Lo más dramático de todos estos datos es que la principal víctima es una niña entre los 10 y los 14 años. Según la misma fuente, de los 12.811 delitos sexuales que se presentaron en el país en  los primeros seis meses del presente año, en 5.607 la víctima fue una mujer en este rango de edad y en 8.625 oportunidades, es decir en el 67%, fue de todas maneras una persona del sexo femenino menor de 14 años.

Y algo aún peor, en un altísimo porcentaje de los casos de delitos sexuales, el victimario es un pariente muy cercano, incluido el tío, o el padrastro, o el hermano, o inclusive hasta el propio padre, o una persona que se ha ganado la confianza de la víctima y que aprovechando esta condición abusa de ella. 

Todo esto con una agravante, y es que en este tipo de conductas el subregistro es muy alto. Por distintas razones que van desde el temor a las amenazas y las represalias del agresor sexual, hasta el señalamiento social que produce esta clase de delitos y pasando por lo que significa denunciar a una persona de la familia; la victima y sus familiares prefieren guardar silencio y no recurrir a las autoridades.

Es probable que cada día estos temores hayan ido desapareciendo y de allí el alto porcentaje de incremento de los registros de este tipo de conductas delictivas; pero todavía los datos reportados por las autoridades están muy lejos de reflejar lo que realmente sucede en el país en esta materia.

Por eso, para poder atacar decididamente y de raíz este doloroso mal que padece nuestra sociedad, es necesario conocer la magnitud real del problema y para esto es indispensable que el más mínimo hecho de agresión sexual sea puesto en conocimiento de las autoridades. Mientras tanto, los agresores seguirán cometiendo estos aberrantes delitos y creciendo uno de los peores problemas que tiene el país.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -