14.1 C
Pereira
lunes, julio 15, 2024

Hay que cuidarlo

Luego, por supuesto de la pomposa inauguración, con un marcado tinte político, que el Gobierno de la Ciudad realizó del Megacable y de los necesarios y anunciados ajustes previos al inicio de operación, la Administración está lista para empezar a funcionar formalmente el nuevo servicio de transporte por cable.

Quiere decir esto que a partir de los próximos días los pereiranos, especialmente los que viven en el sector oriental de la ciudad y los que estudian en la Universidad Tecnológica, van a poder disfrutar de un servicio que no solo los va a acercar a muchos lugares, sino que mejorará inmensamente su calidad de vida.

Basta pensar en lo que hasta ahora un empleado o un estudiante se demora para ir de su vivienda al punto de trabajo o a la universidad, y en lo que se va a demorar de ahora en adelante, para entender la importancia de este nuevo medio de transporte y los beneficios que le traerá a un sector muy importante de la población.

Subirse a una cabina limpia, cómoda y linda del Megacable en la parte alta de Villa Santana y en cuestión de minutos estar en la puerta de la Universidad o en el Terminal de Transportes, o en el Parque Olaya Herrera, mientras que antes este recorrido se tomaba horas, además en bus repleto y destartalado, será con seguridad un gusto que todos tendrán que reconocer.

Pero esta satisfacción no puede ser flor de unas pocas semanas y ni siquiera de unos meses, sino que tendrá que extenderse indefinidamente en el tiempo y para eso es indispensable la conciencia y la convicción en los ciudadanos de que el Megacable es útil para la comunidad y de que este esfuerzo del gobierno hay que protegerlo y cuidarlo.

Medellín, cuando inauguró el Metro adelantó una intensa campaña de cultura ciudadana para valorar y cuidar este vehículo de transporte masivo y el resultado es que nadie se mete con el Metro, nadie intenta siquiera hacerle daño, todos los antioqueños lo cuidan como lo más precisado que tienen y hoy los vagones del Metro están, después de más de 35 años, exactamente iguales al día de la puesta en operación.

Daría mucho dolor que dentro de unas semanas el Megacable, sus lindas estaciones y en especial sus confortables cabinas, adornadas de lindas imágenes de aves y llenas de colorido, estuvieran sucias, rayadas, pintadas con aerosol y convertidas en una vergüenza pública, y no queremos ni pensar que fueran vandalizadas por la turba que ha acabado con todo.

Que bueno, pues, que la Administración Municipal adelantara una campaña intensa y permanente dirigida a invitar a los pereiranos a apropiarse del Megacable, a sentirlo como propio, a apreciar el valor que tiene para la comunidad y a cuidarlo y defenderlo de todas las manos que intenten agredirlo y hacerle daño.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -