26.3 C
Pereira
sábado, septiembre 24, 2022

Es urgente

Seis de cada diez motos que circulan en el territorio nacional no tienen el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT). Esto significa, según registros del Runt, que al cierre del primer trimestre del presente año, 6.3 millones de vehículos de esta naturaleza están recorriendo las calles de nuestras ciudades y las carreteras del país, sin cumplir con esta obligación legal.

Cómo es posible que semejante cantidad de motocicletas pueda circular todos los días, de día y de noche, por las calles y avenidas de nuestras ciudades y por las principales carreteras del país, sin cumplir con uno de los requisitos fundamentales para poder transitar, como es el de tener vigente el llamado SOAT.

Y todavía es más increíble, que todo este montón de aparatos vayan y vengan por todas partes y no haya una sola autoridad de tránsito que se interese en el asunto y verifique si estos vehículos cumplen con la norma que obliga a tener el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito,  vigente.

Máxime esto, cuando los avances tecnológicos permiten hoy en día no tener que hacer la verificación del documento de manera física, sino que basta consultar a través de un dispositivo móvil si un vehículo identificado con determinado número de placa, tiene o  o su SOAT actualizado.

Qué impide que un guarda de tránsito recorra la Ciudad consultándole remotamente al Runt la placa de cada moto que encuentra, entre otras cosas casi siempre mal parqueada, en su camino y, con aquellas que están de manera irregular, toma las medidas que contempla la ley y que empiezan por la inmovilización de la moto y siguiendo con las acciones económicas correspondientes.

Seis millones trescientas mil motos circulando por las vías del país sin un seguro que al menos proteja a las víctimas de los siniestros viales y le garantiza a ellas una atención oportuna y adecuada en alguno de los centros hospitalarios del país, constituyen un peligro de repercusiones insospechables.

No se puede pasar por alto que en siete de cada  diez accidentes de tránsito que ocurren en las vías del país, hay involucrada siempre una motocicleta. Y si en los siete, el 60%, es decir, cuatro o cinco, no está amparado por un seguro médico y hospitalario, estamos ante una situación de desprotección, especialmente de los peatones, aterradora.

Si le agregamos a esto que los motociclistas son los actores viales que menos respetan las normas de tránsito, que menos consideración tienen con los peatones y que conducen de manera más temeraria, la falta de control sobre ellos está convirtiendo las vías en una trampa mortal impresionante.

Es urgente, pues, que las autoridades de tránsito ideen una estrategia que permita controlar el cumplimiento de la norma que exige a todos los vehículos que circulan en el país, pero especialmente las motos, tener el SOAT vigente, e imponer las sanciones correspondientes a quienes no lo tengan.

Artículo anteriorOasis
Artículo siguienteEl Salto empresarial

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -