22.4 C
Pereira
domingo, agosto 14, 2022

El reto de la Ciudad

Ha empezado a hacer mella en la Ciudad y el Departamento el fenómeno de la llegada masiva de ciudadanos venezolanos con sus familias, a Pereira y a los municipios del área metropolitana. Según un reciente informe sobre el mercado laboral  que entregó el DANE, la Ciudad tiene un índice de desocupación casi tres puntos porcentuales por encima del consolidado nacional.

Mientras el desempleo en todo el país fue, al cierre del trimestre móvil agosto-octubre, de 11.8%, en Pereira estuvo en el 14.4%, un dato no solo sustancialmente mayor al registro nacional, sino que pone a la Ciudad por fuera de la lista de las diez capitales con menor tasa de desocupación.

Pereira se había movido siempre entre las cinco o seis ciudades con más bajo desempleo en el país, hasta cuando llegó la pandemia que, por razones conocidas, puso en la calle a decenas de miles de trabajadores no solo en la Ciudad y en la región, sino en todo el país; situación que se vio agravada por cientos de venezolanos que llegaron a buscar trabajo y a competir con los pereiranos en las pocas posibilidades de empleo que resultan.

En los últimos meses la Ciudad ha tenido que absorber, además de la tradicional mano de obra que sale a buscar ocupación, más los que perdieron el trabajo a raíz del cierre de muchas empresas y de los recortes masivos de personal; los que están llegando todos los días del hermano paìs.

Los venezolanos movidos por su necesidad de buscar algún ingreso que les permita a ellos y a sus familias sobrevivir,con el agravante que muchos ante la dificultad de no estar formalizados en el país, ofrecen su disposición para trabajar y sus conocimiento a precios muchos menores a los de los trabajadores de siempre; lo que se convierte, por supuesto, en una fuerte competencia para los pereiranos que tenían antes trabajo o que ahora lo están buscando.

La Ciudad es dinámica y crece, y tiene la capacidad de ir absorbiendo la mano de obra que se va produciendo; pero es incapaz de dar empleo a los pereiranos que están saliendo a buscar empleo y además a los que llegan de otras ciudades o de otros países como es el caso de los venezolanos.

Esto es, sin duda, lo que ha llevado a que la Ciudad esté mostrando unos índices de desempleo salidos de los tradicionales y muy superiores a los nacionales. Pereira ha ido recuperando los empleos perdidos, pero estos se están quedando, por simple razón de costos, en manos de los migrantes venezolanos.

El gran reto, pues, de la Ciudad y de su empresarios es poder darle oportunidad de trabajo y buenas condiciones de vida a los que llegan de otras latitudes; pero sin que ello vaya en detrimento de la mano de obra pereirana y risaraldense que quiere y necesita trabajar.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -