20 C
Pereira
miércoles, junio 19, 2024

El Ranking de Felicidad

«Colombia tiene inmensas bondades que aún en medio de una crisis de liderazgo, del caos nacional y de la polarización, puede hacer de su territorio un lugar tranquilo para vivir”

Colombia retrocedió seis puestos al pasar del lugar 72 al 78 en el Ranking Global de Felicidad que se acaba de divulgar, que lidera Finlandia y cierra Afganistán, y que utiliza datos de encuestas globales para informar cómo las personas evalúan sus propias vidas en 143 países del mundo.
El reporte mundial de la felicidad diseñado por la alianza entre la encuestadora Gallup, la Universidad de Oxford y la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, se centra en la felicidad a lo largo de los tiempos al analizar varias etapas de la vida, con una mirada enfocada en el bienestar de las personas.
El estudio tiene como propósito cuantificar la felicidad para que luego sea utilizado por quienes toman las decisiones, como un indicador de progreso social. Para eso utiliza indicadores más allá de los tradicionales económicos, para cuantificar el bienestar de una forma subjetiva a través de la propia evaluación de la vida.
Para este análisis personal utilizan seis variables que al final permiten conformar el ranking de felicidad de los países. La primera, el PIB per cápita de la persona; la segunda, la esperanza de vida saludable; la tercera, tener a alguien con quien contar; la cuarta, la libertad para tomar decisiones de vida; la quinta, la generosidad; y la sexta, la corrupción.
No se necesita mucho para entender por qué el país está en la segunda mitad de la tabla que rankea a los países más felices. En medio de semejante incertidumbre, de una constante pérdida de puestos de trabajo, de una creciente pobreza y de una inseguridad que amenaza con encerrar a los ciudadanos, es difícil que una persona pueda sentirse feliz.
Aunque no necesariamente cuando la mayoría de los indicadores económicos se están moviendo en sentido negativo, disminuye también la percepción de felicidad entre los habitantes, es evidente que cuando la gente siente que las cosas no van por buen camino y hay pesimismo, piensa que el país donde vive no le brinda felicidad.
Ahora siendo la corrupción una de las variables medidas y que de alguna manera influyen en la evaluación subjetiva de la vida de cada persona, es muy probable que los sucesivos escándalos que vive el país por problemas de esta naturaleza y los altos niveles de malos manejos que hay en el gobierno, estén afectando la percepción de felicidad de los colombianos.
De todas maneras, Colombia tiene inmensas bondades y condiciones que aún en medio de una crisis de liderazgo, del casos nacional, de un avance de la delincuencia y de una polarización como la que está viviendo el país, puede hacer de su territorio un lugar tranquilo para vivir y para disfrutar de sus cosas cercanas: la familia, el trabajo, los vecinos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -