19.4 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

El precio del propano

Entre diciembre de 2020 y marzo de 2022 el precio del gas propano en los mercados internacionales se incrementó en el 121.5%. Las razones fundamentales para esta inusual alza, según la Asociación Colombiana de Gas Licuado Propano (Gasnova), son la creciente demanda de Asia para la industria petroquímica en la producción de plástico en China, y el reemplazo de la leña en la India.

Colombia, por supuesto, no ha sido ajena a este preocupante fenómeno. En el país el precio del propano pasó de 1.041 pesos el kilo en diciembre del 2020 a 2.456 en el último día de marzo pasado, es decir que hoy es dos veces y medio el valor del kilo que había a principios del año pasado.

Esta compleja situación se ha visto, por fortuna, aligerada gracias al descuento que Ecopetrol le está otorgando desde enero de este año a los distribuidores y que ha permitido que el precio del producto quede en 1.621 pesos el kilo. Este beneficio, de acuerdo a lo anunciado por la empresa, se aplicará hasta el próximo mes de junio.

En el caso de Risaralda el fenómeno es exactamente el mismo. En el Departamento hay, según el censo oficial, 107.379 hogares que consumen gas propano, que equivalen a 343.612 personas localizadas básicamente en los estratos más bajos de la población, y que representan el 2.68% de los 12 millones de colombianos que usan este producto.

Esta población, también según registros oficiales, compraba, por ejemplo, hace seis meses una pipa de gas de 11 kilos por 19.000 pesos y hoy por esa misma cantidad tiene que pagar 25.000, lo que representa un incremento del 31.5%.

Esto ha traído como consecuencia una lógica y sensible disminución en el consumo de gas propano. Según datos de la Asociación, entre agosto del año pasado y febrero de este año, el consumo de este producto ha disminuido en el país, especialmente en los estratos 1 y 2, y en el sector rural en donde es fácil reemplazarlo por leña, el 8.6%

Lo más preocupante de todo esto es que, según estimativos del gremio, la actual situación va a mantenerse dos años más, lo que significa no solamente unos precios altos en el gas propano, sino unos aumentos progresivos que nadie sabe hasta donde van a llegar, con el consecuente perjuicio para un sector muy representativo de la población y que en el caso de Risaralda representa la tercera parte de su población.

Este oscuro y complejo panorama exige, pues, de manera inmediata que Ecopetrol de un lado extienda por un período largo el subsidio que hoy da al producto y que expira en algo más de 60 días, y del otro, que este beneficio se amplie a todos los departamentos del país como ocurre con el resto de los servicios públicos domiciliarios.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -