18.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

El nuevo Código Electoral

Entre las muchas iniciativas que ha anunciado el nuevo gobierno, la semana pasada el Ministro del Interior y el Registrador Nacional radicaron en la Secretaría del Congreso un proyecto de ley que reforma casi que completamente el Código Electoral que rige desde 1986 y que, por supuesto, está desactualizado.

El proyecto es prácticamente el mismo que se había tramitado y aprobado en el Congreso pasado y que la Corte Constitucional declaró inexequible por algunos vicios de forma encontrados en su trámite y que entre otras cosas su ponente fue el entonces senador Gustavo Petro; con algunas adiciones en el articulado que tienen que ver con auditoría, con paridad y con garantías para el principio de igualdad y equidad.

Fundamentalmente la iniciativa, que se espera rija para las elecciones locales y regionales del próximo año, se ocupa del uso de la tecnología, de la biometría en la mesa, de la depuración del censo, de la capacitación de los jurados de votación, de la paridad 50-50, de la inclusión de los lenguajes y dialectos indígenas en los tarjetones, de mantener las mesas de votación para las curules de paz en las elecciones regionales, de la reorganización de la Registraduría y de la ampliación de la jornada electoral en una hora más.

Así mismo, el texto del proyecto habilita lo que tiene que ver con la validez de los documentos electrónicos, dándole pleno valor jurídico a los mensajes de datos si la información que contiene es accesible para su posterior consulta, cuando alguna norma requiere que la información conste por escrito.

Determina también la iniciativa que la inscripción de las personas en el registro civil y su individualización podrá realizarse a través de plataformas digitales, de sistemas biométricos o de cualquier otro mecanismo idóneo y nunca se requerirá las huellas plantares del menor inscrito. Y en cuanto a los apellidos, agrega que se inscribirán en el orden en que decidan los padres de común acuerdo y en caso de no haberlo, se definirá por sorteo.

Ahora, en cuanto al proceso electoral, el proyecto protege los principios de equidad de género, paridad, alternancia y universalidad, y establece que en las listas donde se elijan corporaciones de elección popular, o las que se sometan a consulta cuando las agrupaciones políticas opten por este mecanismo, deberán conformarse mínimo 50% mujeres.

Por ultimo, la norma establece que las elecciones regionales que hoy se realizan en octubre, se efectuarán el segundo domingo de septiembre y deja en manos de la Registraduría reglamentar la posibilidad de implantar el voto anticipado y los mecanismos para ponerlo en práctica.

No hay duda de que el sistema electoral colombiano ha perdido vigencia por múltiples razones y que el Gobierno y los partidos han sido incapaces una y otra vez de modernizarlo para hacer de las elecciones un proceso mucho más trasparente y confiable. Ojalá, esta vez si sea, aunque la propuesta tiene muchos vacíos e inconsistencias.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Los valientes de Totumal

Encuentro de amigos

Soñó, persistió y lo logró

- Advertisement -