17.4 C
Pereira
domingo, diciembre 4, 2022

El nuevo aislamiento

Es el momento en que el autocuidado, el distanciamiento físico, el uso del tapabocas y el comportamiento responsable en el hogar y en el trabajo, serán definitivos para el contagio.

Después de 160 días de aislamiento preventivo obligatorio, en algunas partes más y en otras menos, el Presidente de la República anunció este lunes el fin de la cuarentena total a partir del próximo primero de septiembre y el inicio de un período de restricciones selectivas de movilidad.

Según el presidente Duque, en adelante las excepciones y restricciones no se darán por actividades como ha ocurrido durante estos cinco meses, sino que serán puntuales a personas, pero no por sus condiciones de riesgo, sino por ser sospechosas o por tener contactos con contagiados.

El llamado programa “Prass” es una estrategia que permitirá identificar, mediante los sistemas de prueba, rastreo y aislamiento selectivo sostenible, a las personas alcanzadas por el virus, para que continúen su aislamiento mientras están en la etapa de positividad de la enfermedad.

En esta nueva fase la responsabilidad individual frente al virus será fundamental para evitar el contagio. Es el momento en que el autocuidado, la conservación del distanciamiento físico, el uso adecuado del tapabocas y el comportamiento responsable en el hogar y en los espacios laborales, serán definitivos para la contención del virus.

Se mantendrá el objetivo de proteger la salud y cuidar la vida de los colombianos, pero simultáneamente permitiendo el regreso de sectores y actividades que han permanecido inactivos y que pueden ser motores importantes para la reactivación de la economía regional y nacional.

De todas maneras, anunció el Presidente que no se permitirán los eventos masivos, ni aquellas actividades que generen aglomeraciones, pero se continuará el proceso de apertura de determinados sectores con el cumplimiento de los protocolos aprobados por el Ministerio de Salud.

Igualmente, durante esta nueva etapa se mantendrán los aforos establecidos para los establecimientos y centros comerciales, para el transporte masivo de pasajeros, para los cultos religiosos, para el transporte aéreo e intermunicipal, para los restaurantes y para los gimnasios y lugares para la práctica de actividades físicas, de acuerdo con la afectación del virus en cada municipio.

De otro lado, el Presidente anunció la prolongación del estado de emergencia sanitaria hasta el 30 de noviembre próximo, lo que le permitirá al Gobierno dictar las medidas en el campo que considere necesarias, para seguir enfrentando la crisis, sin que deban hacer curso en el Congreso de la República.

El país, pues, continuarás prácticamente el resto del año bajo la sombra de la pandemia, con más de la mitad de la actividad económica paralizada, con medio país supuestamente aislado, pero en la práctica casi todo en la calle, y con unas autoridades incapaces de hacer cumplir sus propias normas y de evitar que la enfermedad tenga los alcances que ha tenido. Ojalá, esta nueva etapa no dispare los contagios y permita que la economía recupere la normalidad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -