El hurto de veh?culos


En Pereira el año pasado se robaron un automotor casi cada d?a de por medio. Y aunque aqu? este delito tuvo una disminuci?n significativa en relaci?n con el año 2017, esta es una de las ciudades del pa?s que más duro fue golpeada por las bandas criminales dedicadas a esta lucrativa práctica.

 

Seg?n datos entregados por la Asociaci?n del Sector Automotriz y sus Partes (Asopartes), en nuestra ciudad fueron hurtados el año pasado 143 automotores, 39 veh?culos y 104 motocicletas, y en el departamento el n?mero total ascendi? a 222. La mayor?a de ellos con destino a los desguazaderos y al mercado negro de lo robado.

 

En el caso de Pereira, el registro es preocupante si se tiene en cuenta, por ejemplo, que Manizales, una ciudad similar a la nuestra, con una poblaci?n parecida y un n?mero de veh?culo matriculados también muy semejante al de nuestra ciudad, tuvo un comportamiento mucho mejor. Mientras aqu? los hurtos el año pasado llegaron a 143, en la capital de Caldas fueron 64, es decir menos de la mitad de los ocurridos ac?.

 

Todo esto muy a pesar de la importante disminuci?n el año pasado de los casos de hurto de automotores en la ciudad, en comparaci?n con lo sucedido en el 2017 y que, seg?n datos oficiales, para el caso de los autos fue del 13% y en el de las motocicletas la ca?da fue del 35%.

 

Dicen las autoridades que uno de los mayores problemas que se tienen en la ciudad es que mucha gente compra repuestos y especialmente lujos robados, todo por ahorrarse unos cuantos pesos; y que esto estimula a los delincuentes y cometer sus fechor?as, y obviamente a los intermediarios que se los compran a estos y los venden a los ciudadanos y quienes se quedan con la tajada más grande de este negocio.

 

Es cierto que mientras haya mercado, mientras la gente prefiera, por cuesti?n de precios, ir a buscar el repuesto que necesitan, donde venden robado, este delito será atractivo para los delincuentes. Pero tal vez la mayor responsabilidad de esto no la tiene el ciudadano, sino las autoridades que saben de sobra d?nde est?n y cu?les son los negocios que comercializan productos robados.

 

En este mismo espacio hemos se?alado las direcciones y la forma de operar de quienes venden repuestos y partes robadas, y nada han hecho las autoridades para acabar con el negocio y, claro est?, para detener y meter tras las rejas a esas bandas delincuenciales que son las que realmente hacen que este delito tenga cifras tan aterradoras en Pereira.

 

Por supuesto, hay que redoblar la presencia y la vigilancia en la ciudad y pedirle a los pereiranos que no compren autopartes robadas; pero la manera más efectiva de combatir el robo de automotores es atacar y desmantelar las organizaciones dedicadas al mercado ilegal de autopartes usados. Mientras esto no ocurra, seguiremos ocupando los primeros lugares dentro de las ciudades con más altos ?ndices de veh?culos hurtados.