23.3 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

¿Dónde están las autoridades?

Mientras los guardas de tránsito están dedicados a controlar violaciones menores, los grandes camiones siguen, sin importarle la prohibición, metiéndose al centro de la ciudad.

La pregunta que es necesario hacer es: ‘Si está en vigencia el decreto que prohíbe la circulación de camiones, tractomulas y mulas con remolque que lleven una carga de más de 28 toneladas, por las principales vías y avenidas de la ciudad, por qué razón se siguen viendo en ellas, no uno sino muchos vehículos de estas característica?

Pereira tiene vuelta añicos todas las vías por donde circula su principal tráfico, por culpa de los vehículos pesados que ha tenido que recibir y soportar a raíz del cierre obligado de la variante La Romelia-El Pollo, luego del nuevo derrumbe que tapó una de las calzadas y dejó sin servicio la vía.

Sus calles y avenidas no están hechas para resistir la carga y el tamaño de los vehículos que hoy viajan por las carreteras del país y que por fuerza de las circunstancias han tenido que utilizar unas vías que fueron calculadas y construidas para un tráfico mucho menor y sobre todo con condiciones muy inferiores.

Esto fue lo que hizo necesario adoptar la severa medida de no permitir la circulación de vehículos pesados por las avenidas 30 de Agosto y Sur y de desviarlos por Condina a buscar el ingreso a Pereira por el Terminal de Transportes para luego conducirlos a través de la Avenida de Ferrocarril hacia Dosquebradas y norte del país.

Sin embargo, por razones que merecen una explicación, algunas tracto mulas y camiones siguen utilizando las vías tradicionales de ingreso a Pereira y por supuesto, agravando el estado de deterioro en que está la red vial de la ciudad, sin que alguna autoridad se cupe de la situación.

Para nuestros agentes de tránsito parece que les es más importante estar pendientes de algún despistado que olvidó el pico y placa, y que fue pescado en flagrancia, que controlar el paso de camiones, tracto mulas y remolques con pesada carga, por las vías principales de la ciudad.

Mientras los guardas de tránsito están dedicados a controlar violaciones menores de las normas de tránsito, los grandes camiones y tracto mulas siguen sin importarle la prohibición de circular por la 30 de Agosto y la Avenida Sur, y metiéndose al centro de la ciudad, y acabando de desbaratar las únicas dos vías de ingreso que tiene Pereira.

Es urgente, pues, que las autoridades de tránsito hagan cumplir el decreto de la Administración Municipal y pongan a salvo lo poco que queda de las vías que la emergencia vial de la variante La Romelia-El Pollo, ha obligado a utilizar, y que hoy ya son verdaderas trampas para los vehículos pequeños que la tiene que transitar todos los días.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -