Vuelve y nace la ilusión

Recursos para la vía Pereira-Alcalá” tituló esta semana en su primera página este periódico dando cuenta de un anuncio del Gobernador sobre la aprobación de una partida importante para la recuperación y pavimentación de una de la vías más importantes y utilizadas por los habitantes de los departamentos de Risaralda y Quindío.

No es la primera vez que leemos este titular en este medio de comunicación. Con mucha frecuencia alguna de las tantas autoridades nacionales o regionales ha dicho que ahora sí están listos los recursos para iniciar los urgentes trabajos de rehabilitación de la carretera entre Pereira y la vallecaucana población de Alcalá.

Tal vez la única diferencia que podría haber ahora con las anteriores oportunidades en que se ha ilusionado a la región con el anuncio de estar los recursos para esta vía, es que en esta ocasión quien aprobó la partida es el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), regional Eje Cafetero, que los dineros provendrán del sistema de regalías y que esta entidad tiene la facultad y capacidad de hacerlo.

La vía Pereira-Alcalá, lo henos dicho tantas veces en este mismo espacio, es tal vez la vía más importante que une a nuestra ciudad con la región cafetera, agrícola y turística del vecino departamento del Quindío. Por allí se mueve toda la producción agrícola que sale de ese territorio hacia Pereira y todo el turismo que llega a esta capital y quiere conocer y visitar los atractivos turísticos que tiene aquella linda región.

Sin embargo, todo esto no se compadece con estado en que, desde hace mucho tiempo, está esta carretera. Las condiciones del terreno, la cantidad de huecos que hay a lo largo del trayecto, la falta de bermas, la poca visibilidad que tiene por cuenta de la maleza que invade la calzada y la estrechez en general de la vía, la hacen un tramo prácticamente intransitable y peligroso.

Lo más grave de esto es que lo que encuentran y viven los turistas y la gente que por obligación transita esta vía para poder disfrutar de los atractivos turísticos que ofrece tanto del Quindío como de Risaralda, es la imagen que se llevan de esta región y la que con seguridad transmitirán a sus ciudades y países de origen, recuerdo que hoy, estamos seguros, no es el mejor.

Ojalá, esta vez si sea cierto el anuncio y los recursos para la vía Pereira-Alcalá lleguen de verdad, y permitan iniciar cuanto antes la recuperación de una vía que, además de que es una tortura para quien la transita, está dejando muy mal parada a la región ante el país y el mundo, y que bien podría ayudar a consolidar esa apuesta turística en que está empeñada toda la región.