Una tarea destacable

Esta semana nuestro habitual columnista Ernesto Zuluaga Ramírez, al calificar la gestión del equipo que acompañó al anterior Alcalde Pereira, destacó de manera muy singular la labor que desarrolló el doctor Manuel José Gómez durante los cuatro años que estuvo al frente de la gerencia de la Empresa de Aseo de Pereira.

No hay duda de que el doctor Gómez Robledo adelantó una destacable tarea en la Empresa de Aseo. Hasta hace cuatro años esa entidad se había dedicado exclusivamente a ser la interventora del contrato que el Municipio tiene suscrito con la firma encargada de hacer la recolección de las basuras en toda la ciudad, el barrido de sus calles y la disposición y tratamiento de los residuos que producen los pereiranos.

Desde la llegada del doctor Gómez a la gerencia de Aseo, la entidad se impuso el compromiso de educar y concienciar a los pereiranos sobre la necesidad de darle una disposición adecuada a los residuos sólidos que produce la ciudad y enseñarles a separar en la fuente lo que simplemente es basura, de lo que se puede reciclar o aprovechar.

Campañas y programas hay bastantes y ya muy reconocidas por las comunidades de los distintos sectores de la ciudad, que dan fe de la tarea juiciosa, seria, bien estructurada y consistente que en los últimos cuatro años adelantó la Empresa de Aseo por iniciativa y compromiso del doctor Gómez.

“Recicladora”, ese programa que tenía por objeto enseñar al ciudadano común y corriente a separar en la fuente y con el que se llegó a más de 300.000 personas; “Desechos Adoptados”, esa campaña que permitió avanzar en corregir la mala costumbre que tienen los pereiranos de sacar al anden los muebles o aparatos eléctricos que están inservibles, no importa que ellos permanezcan allí por semanas y meses afeando la ciudad; los colilleros de cigarrillos que en un número muy importante fueron instalados por todas partes y que permitieron recoger más de 2.5 millones de colillas y librar a Pereira de un producto altamente contaminante; y la simple iniciativa de lavar y limpiar los parques, las plazas, las áreas públicas y hasta el Bolívar Desnudo; son todos testimonios de la tarea que cumplió en el pasado período la Empresa de Aseo bajo la dirección del doctor Gómez Robledo.

Ojalá, pues, el nuevo gerente de la Empresa de Aseo le dé continuidad a los programas que había diseñado y puesto en ejecución la administración saliente y que buscan básicamente crear conciencia entre los pereiranos sobre la necesidad de darle un buen manejo a los residuos sólidos y, muy importante, enseñarles a separar en la fuente lo que realmente es basura de lo que se puede reciclar y aprovechar en tantos procesos productivos.