El plan de inversiones anunciado

La administración del alcalde Carlos Alberto Maya ha anunciado el inicio del plan de obras con que, según el propio Alcalde y su Secretario de Infraestructura, se piensa, de un lado atender las urgentes necesidades que tiene la ciudad en materia de obras públicas y del otro, reactivar la golpeada economía de la región a causa de grave situación de salud que ha afectado al mundo entero, y darle trabajo a muchos pereiranos.

 

Todas, por supuesto, unas más otras menos, pero en general todas las están esperando las distintas comunidades y son necesarias para el crecimiento y desarrollo armónico de la ciudad. La rehabilitación de algunas calles, la recuperación y en algunos casos la construcción total de los andenes en los barrios periféricos, la atención de la red vial rural, el programa de cero huecos y el diseño y construcción de las grandes vías que ayuden a aliviar el pesado tráfico en muchos sectores de Pereira; son sin duda obras que mucho servirán para ir cubriendo el atraso que se tiene en materia de obras públicas.

 

Adicionalmente, una inversión que, de acuerdo con los anunciado por el Secretario de Infraestructura, supera los 25.000 millones de pesos, es un aliciente para una economía que lleva más de tres meses completamente parada y para un sector que es un amplio y dinámico generador de empleo.

 

Sin embargo, varias inquietudes resultan de los anuncios del funcionario. La primera es la cifra anunciada por el doctor Juan Carlos Restrepo, 25.000 millones es muy poco para todo lo que se dijo se iba a hacer en los próximos meses, salvo que los metros de calles rehabilitadas, o de andenes reconstruidos, o de huecos tapados, o de vías rurales recuperadas, sean unos pocos.

 

Las obras púbicas y especialmente las viales son muy costosas y la cifra revelada por el Secretario, es baja para todo lo que se ha anunciado y lo que están esperando con ansias las distintas comunidades que van a ser beneficiadas con la inversión.

 

De otro lado, si esta inversión tiene también como propósito impulsar la reactivación económica de la ciudad, generar empleo y ayudar a las empresas locales a su recuperación, llama la atención que las obras proyectadas para los primeros 100 días de gobierno se le hayan adjudicado a un consorcio de Bogotá.

 

Si en la ciudad hay cientos de firmas de profesionales de la región, con amplísima experiencia en la ejecución de obras de infraestructura física, con excelente calificación en este campo, con amplia solvencia moral y profesional, y que están necesitando trabajo; para qué ir a contratar una empresa de Bogotá que, además nadie sabe si le dará oportunidad a tanta gente de la región que está esperando trabajar.

 

De todas maneras, celebramos por fin el inicio de las obras anunciadas desde hace mucho rato. Ojalá, se ejecuten en el plazo dicho y, lo más importante para la recuperación de la economía local, se le compren los materiales al comercio de la región y ocupen mano de obra de la ciudad.

Deja un comentario