19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

“Día de la Libertad de Prensa”

Quien se atreva a denunciar cualquiera de estas actividades ilícitas o no se plegue a sus intereses, queda de inmediato en la mira de estos, de sus violentas organizaciones o de los gobernantes totalitarios.

En medio de una creciente ola de amenazas contra la vida y el ejercicio libre de la profesión, los periodistas del país y de muchas partes del mundo celebran hoy el “Día Internacional de la Libertad de Prensa”.

En Colombia, según la “Fundación para la Libertad de Prensa” (FLIP), las violaciones a la profesión, que van desde agresiones, atentados, amenazas, retenciones, secuestros, hostigamiento y acoso judicial, hasta el robo o la eliminación del material periodístico, la obstrucción a su trabajo y el desprestigio público, han aumentado cada año al punto que el 2023 fue uno de los peores períodos.

Mientras en el 2021 se presentaron 172 amenazas, 168 agresiones físicas, 43 obstrucciones al acceso de la información y 65 hostigamientos, y en el 2022 hubo 158, 141, 57 y 60 respectivamente; durante el 2023 todos estos hechos llegaron a 530 lo que significó un incremento del 28% en relación con 2022 y el número de periodistas obligado a irse de sus sitio de trabajo a otra ciudad, fue igual a la suma de los dos años anteriores.

Pero para no hablar sino de la terrible cuenta de los periodistas asesinados, en los últimos 18 mese, cuatro personas que ejercían este oficio perdieron la vida a causa de su profesión y dos más salieron ilesos de igual número de atentados producto de su oficio y de su actitud frente al delito y a las organizaciones criminales; lo que demuestra el deterioro de las condiciones en que se está ejerciendo el periodismo en el país.

Esto sin contar todos aquellos que, de distinta manera, como por ejemplo la interceptación de sus llamadas o el seguimiento de entidades del Estado a sus actividades personales o profesionales, o la condena simplemente por opinar contra un dirigente político o contra el Gobierno; han sido violentados o estigmatizados en su labor.

Para no ir muy lejos, el presidente Petro durante el año pasado publicó, en su cuenta oficial, cientos de trinos en los cuales corrigió o reprochó la información entregada por prácticamente todos medios de comunicación del país, sobre su administración y calificando su contenido de falso, en una clara intención de sembrar duda sobre la idoneidad de estos medios periodísticos.

En el país, el ejercicio del periodismo es todos los días una actividad más peligrosa, más difícil de ejercer y más odiosa para los corruptos, para los delincuentes de cuello blanco, para los narcotraficantes, para la subversión, para los paramilitares, para los funcionarios confianzudos, para los gobiernos intolerantes y en general para todos los que se llevan de calle la ley. Quien se atreva a denunciar cualquiera de estas actividades ilícitas o no se plegue a sus intereses, queda de inmediato en la mira de estos, de sus violentas organizaciones y de los gobernantes totalitarios.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -