23.4 C
Pereira
martes, agosto 16, 2022

¿De qué servirá?

El Director del Instituto de Movilidad ha anunciado algunas modificaciones a la medida del pico y placa que hoy rige en la ciudad, con el propósito, según el funcionario, de hacerle frente al grave problema de movilidad que tiene Pereira y de articularla con la norma sobre el mismo tema que acaba expedir la Administración Municipal de Dosquebradas.

La medida que está lista y solo le falta la firma del Alcalde de Pereira, limita la prohibición de circulación libre a de lunes a viernes, entre las seis y las diez de la mañana y entre las cuatro de la tarde y las ocho de la noche, y en toda la ciudad, y con las misma restricción por números de las placas para los carros y las motos, que existen hoy.

Esto significa que de quedar tal como esta anunciada la medida, en vez de aliviar las vías de la ciudad de tanto vehículo, lo que hará es dejar que circule todo el volumen de carros que tiene Pereira desde las diez de la mañana y hasta las cuatro de la tarde, tiempo en el que el tráfico no se reducirá.

Para confirmar esto, basta situarse unos minutos, a cualquier hora dentro del horario que va a quedar liberado de la restricción y que es buena parte del día, en lugares como la glorieta de El Viajero, o el ingreso a Pereira por la calle 17, o la glorieta de Saludcoop, o la Avenida del Ferrocarril, o la glorieta de la 14 con Belalcázar, o La Circunvalar, o en la 30 de Agosto. En todas partes la congestión es monumental.

Es probable que en otras condiciones la norma tal como está planteada, con horarios parciales, pueda funcionar y aliviar el pesado tráfico que tiene Pereira; pero de un lado la incultura ciudadana y el atraso de la red de semáforos, sumado a la inoperancia del cuerpo de agentes de tránsito, hacen imposible que la nueva medida pueda ser siquiera una mediana ayuda a los trancones  que vive la Ciudad.

Las autoridades han hecho muy poco por crear una cultura del respeto a la ley y a las normas de tránsito, por darle vías capaces a la ciudad y por dotarla de elementos como una red de semáforos inteligente, que ayuden a la buena circulación de los vehículos, y por conformar un grupo de guardas profesional y bien capacitado que guie y oriente el creciente tráfico de la Ciudad.

De qué sirve  una medida, cualquiera que sea, si no hay quien controle su cumplimiento, si el grupo de guardas es insuficiente para atender la ciudad, si su trabajo pareciera que no responde a ninguna estrategia y si, lo más grave, la autoridad de tránsito ha perdido toda credibilidad.

Mientras no haya, pues, cultura, no haya un buen grupo de guardas, ni unos elementos que ayuden eficientemente a los pocos agentes que hay, no importa cual sea la medida de pico y placa que se tome, la viudad seguirá viviendo el caos y hoy viven, más si los horarios de restricción son parciales

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -