14.8 C
Pereira
martes, agosto 9, 2022

Crece, pero el mal servicio

Es tendencia

Es urgente

Ojalá, no pase

Empieza la era Petro

- Advertisement -

Mientras el Gerente del Aeropuerto Matecaña, celebraba los datos del movimiento de pasajeros del terminal aéreo en los primeros seis meses del año e invitaba a los pereiranos a sentirse orgullosos de su aeropuerto, estos y quienes lo utilizan tienen que soportar el progresivo deterioro del servicio de la empresa que mueve el mayor número de personas por el moderno aeródromo.

La primera respuesta que dio Avianca al esfuerzo de la Ciudad de construir una terminal de pasajeros que ofreciera todas las comodidades no solamente a los viajeros, sino también a las aerolíneas que aprovechan el importante volumen de pasajeros que ofrece la región, fue cancelar la llamada Sala Vip, un servicio que sigue prestando en aeropuertos mucho más pequeños y de mejor flujo de personas que en el de Pereira.

Desde entonces solo peor servicio cada día, mala atención de su personal en los mostradores y abordo, y trato descomedido e inclusive discriminatorio tanto para quienes salen de Pereira como para los que utilizan la aerolínea para venir a la Ciudad, es lo que está ofreciendo esta empresa a quienes la tienen que utilizar a falta de otras posibilidades en este servicio.

Y ni que hablar de una condenable costumbre que ha tomado la empresa y es, después de haber vendido completamente un itinerario en horario tripe A, cancelarlo y notificar a los pasajeros que su nuevo vuelo es a media noche o en un horario poco cómodo, no importando si lo pagado es el doble de lo que vale el nuevo itinerario y, por supuesto, sin reintegrar la diferencia de lo cancelado.

Esto, con el agravante que el nuevo itinerario queda sobre vendido y  para ajustarlo a su capacidad no le queda más alternativa a la empresa que a tiempo de abordar ofrecerle a los pasajeros un bono, entre otras cosas por un valor irrisorio, a cambio de que desistan de viajar y lo hagan al día siguiente.

Y para completar esta seguidilla de maltratos la empresa ha optado por obligar a los viajeros a entregar su maletín de mano para ser llevado en la bodega del avión, sin tener en cuenta que casi siempre tiene contenido delicado y que puede sufrir los rigores del pésimo trato que la compañía le da al equipaje en general, y, por supuesto, sin responder por los daños que se le causen al equipaje de mano.   

Lo lamentable de todo esto es que ni a la Aerocivil, ni a la Superintendencia de Transporte, ni al Aeropuerto parecen importarle los abusos que Avianca comete diariamente con sus pasajeros y el maltrato que el personal tanto de tierra como abordo de la compañía le están dando a las personas que utilizan sus servicios.

Por supuesto, Pereira necesita de las aerolíneas para que atiendan el creciente tráfico de pasajeros que tiene la región y que celebra el Gerente del Aeropuerto; pero requiere que de la misma manera que la Ciudad ha hecho un esfuerzo gigante para hacer sentir cómodas las compañías, estas les presten un buen servicio y le den un trato digno a quienes quieren venir o salir de esta tierra.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -