26.4 C
Pereira
sábado, enero 28, 2023

Balance incompleto

Dice una noticia de este periódico que según un informe presentado por el Secretaría de Gobierno Municipal, esa dependencia recuperó el año pasado alrededor de 370.000 metros cuadrados de espacio público que había sido ocupado irregularmente por personas u organizaciones que aprovechando la negligencia de las autoridades y la falta de vigilancia, se apoderan de lo que es de todos.
Añade el informe que en lo que tiene que ver con la recuperación del espacio público en las calles y andenes de la ciudad, ocupado principalmente por las ventas informales, se recuperaron 760 metros cuadrados y que en los parques, plazoletas, zonas verdes y franjas viales, como calzadas y antejardines, el restablecimiento durante el 2021 fue de cerca de 6.500 metros cuadrados.
Sin duda este es un balance satisfactorio para el necesario orden y respeto que todos los habitantes deben tener por los espacios comunes y que deben estar dispuestos, sin ningún tipo de perturbación, para el uso y disfrute de todos los ciudadanos, y para el libre y armónico desarrollo de la Ciudad.
La sola recuperación de la franja invadida en el sector de Galicia, en el lote que el municipio está entregando para la construcción de la Clínica de Cuarto Nivel, o de la zona en Puerto Caldas que está destinada para el paso del Ferrocarril de Occidente, son ya de por si dos logros que no eran fáciles de conseguir y que, por tanto, merecen destacarse.
Sin embargo, en la Ciudad hay un antiguo y molesto problema de invasión del espacio público que le genera un grave inconveniente para la movilidad y que no aparece siquiera mencionado en el informe entregado por el Secretario de Gobierno, y es la cantidad de talleres que operan sobre sus vías y sus andenes.
Hay calles por las que es imposible circular, porque están llenas de talleres de carros al aire libre y de negocios que prestan toda clase de servicios, y todo esto lo hacen sobre la vía, sobre los andenes y sobre los ante jardines, sin importar si están estorbando o entorpeciendo el tráfico o, lo que es peor, generando molestos trancones.
La carrera doce entre calles 26 y 40, la carrera once entre calles 32 y 22, toda la avenida del ferrocarril entre Ciudad Victoria y el Viaducto, la calle 23 entre avenida 30 de Agosto y la carrera novena, solo para mencionar unas pocas, son vías por donde es imposible circular por cuenta de la anarquía que reina en las calles de la Ciudad.
Destacamos, pues, el trabajo que viene haciendo la Secretaria de Gobierno a través de la Oficina de Control Físico y cuyos resultados están a la vista de todos; pero pedimos que igual dedicación y juicio se le dedique a exigir a los talleres y negocios de repuestos a prestar sus servicios en el interior de sus locales, y así los pereiranos puedan circular, sin ninguna limitación, por las vías de la Ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -