17.4 C
Pereira
miércoles, diciembre 7, 2022

A un año del peor engaño

Hace exactamente un año el Instituto Nacional de Vías (Invías) invitó a la firma del Convenio 1588 de 2021, según el cual “El Gobierno Nacional y los Departamentos de Risaralda y Norte del Valle aúnan esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para desarrollar las obras, operación y ejecución de proyectos de infraestructura vial, en el marco del programa de financiamiento de infraestructura regional Vías del Samán”. Hoy, un año después, como lo titulo este diario en  la primera página de su edición de ayer, “Ni una pala se ha movido en Vías del Samán”.

Repasando los videos del acto, al cual asistieron el presidente Duque, el anterior director de Invías, el actual director encargado, la presidenta de Findeter, los gobernadores de Risaralda y Valle del Cauca, los alcaldes de Pereira y Norte del Valle, y todos los gremios económicos y políticos de la región, lo único que se puede decir es que es increíble que haya alguien que sea capaz de engañar a tanta gente, empezando por el propio Presidente de la República, y que todavía haya gobernantes y dirigentes gremiales que sigan creyéndole al doctor Guillermo Toro, director encargado de Invías y responsable de esta urdimbre de mentiras y engaños.

Textualmente dijo ese día el funcionario del Invías: ”Con una inversión de 1.2 billones, el Instituto Nacional de Invías intervendrá 347 kilómetros con eficientes trabajos de construcción a cuatro años y mantenimiento a 20 años. Aquí se construirán 30 kilómetros de doble calzada entre El Pollo y la Morelia; entre Cerritos y La Virginia se construirán 10 kilómetros de doble calzada”; y agrega más adelante “en la autopista principal, entre Pereira, Cartago y La Victoria, se modernizará la doble calzada existente con la construcción de obras de seguridad vial como intercambiadores, intersecciones, retornos y puentes peatonales, además, se implementará un innovador sistema inteligente de transporte y se contará con servicios de ambulancia, grúa y carro-taller. El proyecto también incluye la construcción de infraestructura sostenible con más de 50 kilómetros de ciclo-ruta y un sistema de iluminación con energía solar”

Mientras tanto, Invías está recogiendo, desde septiembre del 2020 cuando termino la concesión Cerritos-La Victoria, cerca de 7.000 millones de pesos mensuales en el peaje Cerritos II, lo que significa una suma acumulada hoy cercana a los 160.000 millones, los que se han gastado en todas partes menos en el Departamento.

En la vía La Romelia-El Pollo ni siquiera se ha hecho presente el Invías cuando la montaña se ha venido abajo y ha taponado la vía. Allí le ha tocado a los gobiernos locales defenderse como puedan para atender la emergencia y para reabrir la calzada; en el tramo Cerritos-La Virginia ni siquiera la anunciada ambulancia ha aparecido a recoger los muertos y heridos que el intenso tráfico y la estrechez de la vía ocasionan; y en la doble calzada Pereira-Cerritos distinto a propuestas absurdas e imposibles de ejecutar, nada se sabe de los intercambiadores, las intersecciones, los retornos, los puentes peatonales y el innovador sistema inteligente de transporte, anunciados hace un año por el Invías, sin siquiera ruborizarse.

Se completa, pues, un año del peor engaño que una institución nacional le haya hecho a la región. Hasta cuándo el Invías y el señor Guillermo Toro van a seguir mintiéndole al Departamento, y hasta cuándo los gobernantes locales, los dirigente gremiales, cívicos y políticos van a continuar aguantando que el peaje que pagan los pereiranos se vaya para otra parte; mientras el problema de movilidad de la variante La Romelia-El Pollo, de Cerritos-La Virginia y de Pereira-Cerritos es cada día más crítico.

Artículo anteriorOasis
Artículo siguienteEl estallido de las élites. II

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -