17.4 C
Pereira
lunes, junio 27, 2022

A dónde hemos llegado

Es tendencia

La emergencia Sanitaria

El Día del Padre

¿Por qué pasa esto?

- Advertisement -

Ya este periódico había publicado hace unos días las imágenes de un puente peatonal en La Popa sin barandas, producto de la acción de los vándalos y ladrones. Ahora, en la primera página de la edición del viernes pasado, aparece una fotografía del Viaducto también sin barandas por cuenta de los mismos delincuentes.

A dónde ha llegado por Dios la inseguridad y la falta de vigilancia de la Policía que unos delincuentes pueden llegar hasta unas estructuras que están a la vista de todo el mundo y tal vez en los sitios más visibles y frecuentados de la ciudad, cortar o arrancar la protección de los peatones y llevársela tranquilamente.

No creemos que para cortar una tubería de esas características baste simplemente con una segueta manual y con las manos de una persona. Esas son estructuras lo suficientemente sólidas y fuertes que necesitan elementos especiales y la participación de al menos dos o tres personas.

Esto sin contar con que tanto el Viaducto como el puente peatonal de Dosquebradas, están ubicados en dos de los sitios más concurridos y transitados de las dos ciudades. Por allí pasan permanentemente cientos de carros y decenas de peatones, y todo indica que en medio de ellos los delincuentes hicieron su trabajo.

Da trabajo entender que mientras los vándalos hacían su trabajo de desmantelar estas estructuras, no haya pasado por esos lugares una sola patrulla de la Policía o que ningún ciudadano que haya visto lo que estaban haciendo los delincuentes, no hayan llamado para poner en alerta a los uniformados.

Ahora, comentario aparte merecen las autoridades municipales que en vez de correr a reponer en las mismas condiciones unos elementos que son fundamentales para la seguridad de los peatones, lo que haya hecho es amarrarle unas guaduas en el caso del Viaducto y hacerse los de la vista gorda en el caso del puente peatonal de La Popa.

Pocas cosas envían un peor mensaje tanto de  desprotección y de inseguridad, como de descuido y negligencia, como el robo de las barandas y los elementos de protección de un puente peatonal tan visible como el de La Popa o como el Viaducto, y que su reparación ordenada consista en amarrarle unas guaduas con cabuya.

Ojalá, la llegada de los 70 policías que anunició la semana pasada el Director de Seguridad  Ciudadana de la Policía Nacional, al menos sirva para que los delincuentes no se sigan robando las barandas de los puentes y los ciudadanos no tenga que cuidarse, además de que nos los vayan a atracar cruzando el puente, de no caerse al vacio. 

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Poca cultura ciudadana, pero para publicar en las redes sociales cuando hay un accidente con muertos y todo , ahí si están , y lo ruedan por toda las redes , no hay sentido de pertenencia, tenemos que cuidar lo nuestro

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -