15.6 C
Pereira
lunes, agosto 15, 2022

Otra vez la Variante

Ojalá, esta vez Invías sí se apersone del problema y al mismo tiempo que abra al tráfico la vía lo más rápido posible, intervenga técnicamente los tramos de ladera que están causando deslizamientos.

Un nuevo alud de tierra y piedra cayó el lunes pasado sobre la variante La Romelia-El Pollo obstaculizando el paso total de los vehículos. Por fortuna esta vez, como sí sucedió en oportunidades pasadas, no cruzaba ningún carro, ni ninguna moto en el momento del deslizamiento y eso evitó que hubiera pérdidas humanas que lamentar.
Lo que sí generó el derrumbe es la clausura total de la vía no solo por la cantidad de tierra y lodo que cayó sobre la calzada y que la tapó completamente, sino por el riesgo que significa una ladera deleznable, que ya ha mostrado demasiada inestabilidad y que no ha tenido la atención debida por parte del Instituto Nacional de Vías, entidad responsable del mantenimiento de esa variante.
La última vez que se vino abajo la montaña y que sepultó varias personas, permaneció cerrada la vía varias semanas esperando que Invías se acordará que esa importante arteria tiene uno de los más altos tráficos del país y que todo este volumen de carros estaba siendo desviado hacia Pereira con todas las funestas consecuencias que esto trae para la Ciudad.
Dolorosamente Invías jamás se acordó de su responsabilidad y tuvo la Administración Municipal de entonces, que ocuparse del problema y con la maquinaria del municipio remover las toneladas de tierra que cayeron sobre la vía y dar paso a los miles de vehículos que regularmente transitan por la variante.
Todo esto con el agravante del daño que la cantidad de camiones de alto tonelaje que durante varias semanas transitó por la avenida 30 de Agosto y por las principales calles de la Ciudad, le hicieron a unas vías que no están construidas para recibir el peso de un tráfico como el que circula por la variante La Romelia-El Pollo.
Y tampoco le importó a Invías el riesgo latente de una ladera que presenta graves fallas y que no han sido tratadas con la seriedad y el juicio que exige un problema que varias veces ha causado tragedias humanas. De hecho el pedazo de montaña que esta vez se vino abajo ya había sido supuestamente tratado por la entidad con unas pantallas de concreto que no funcionaron.
Ojalá, esta vez Invías sí se apersone del problema que ha generado el nuevo derrumbe en la vía La Romelia-El Pollo y al mismo tiempo que despeje la vía y la abra al tráfico lo más rápido posible, intervenga técnicamente los tramos de ladera que están causando los deslizamientos y poniendo en peligro la vida de los que utilizan esa importante vía.
Mientras tanto, es urgente que las autoridades de tránsito desvíen el tráfico pesado por la vía Condina, para evitar, primero, el insoportable trancón que se está formando en la avenida 30 de Agosto y segundo, que el paso de estos vehículos termine de acabar con el ya deteriorado pavimento de la única vía de ingreso que tiene la Ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -