Las empresas tienen un compromiso con los ODS

Las sociedades comerciales de Beneficio e Interés Colectivo (BIC) fueron creadas con el propósito de que las empresas se alinearan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que existen, ya que el sistema económico también debe inclinarse a mantener un compromiso social. La ley que regula las sociedades BIC fue creada en el año 2018 donde las empresas de manera voluntaria pueden registrarse como sociedad BIC al cumplir con los parámetros que este tipo de sociedad debe tener; son unos estándares en materia de gobernanza, trabajadores, medio ambiente y comunidad.
Según Jorge Iván Ramírez Cadavid, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira, el propósito fundamental de estas sociedades es ir más allá del beneficio para sus accionistas: “estas sociedades se incorporan dentro del objeto social, el apoyo de las comunidades, al medio ambiente, a sus empleados, además de mantener unas prácticas sanas”.
Una empresa de manera voluntaria puede proponerse a ser BIC, ya sea porque dentro de su objeto ya está manejar este tipo de proyectos sociales y ambientales o porque quieren iniciar con ellos.
Cuando una empresa se registra como sociedad BIC comienza a tener unos beneficios por parte del gobierno económico, por ejemplo puede adaptar el portafolio de servicios, en materia de propiedad industrial, ofrecidos por la superintendencia de industria y comercio; esto permitirá por ejemplo ofrecer tasas preferenciales para el registro de signos distintivos o nuevas creaciones.
Otro incentivo para que las empresas se registren como sociedades BIC, es la creación de líneas de créditos preferenciales que beneficiará especialmente a los emprendedores y las personas que necesiten invertir para seguir creciendo; otro incentivo son los beneficios tributarios a las utilidades que las empresas repartan a través de acciones a sus trabajadores.

“El modelo va encaminado a obtener unos beneficios, como ser mejor calificado en las convocatorias que hace el Sena, Colombia Productiva, el Fondo Nacional de Turismo, entre otras convocatorias que se hacen por parte de las entidades del orden nacional, soy sociedad BIC y estoy compitiendo con una sociedad que no lo es y hay un empate, solo por tener esa característica me adjudican el contrato”, aduce Ramírez

La meta en Pereira

Desde la Cámara de Comercio de Pereira se fomenta y se realiza todo el seguimiento a las empresas que quieren ser BIC, hasta el momento van 60 empresas de diferentes sectores industriales que se han registrado y que ahora tienen un compromiso y unos beneficios para seguir aportando a la economía desde unas prácticas sociales, ambientales, entre otras. Dice el presidente de la Cámara de Comercio de Pereira que la meta es tener registradas 150 empresas para el mes de noviembre y no cree que sea difícil, ya que en la región los negocios se quieren transformar.

Una empresa BIC


Dentro de las empresas BIC que hay en la ciudad está la empresa Ferreinox SAS BIC, la cual hace algunos meses se registró y lo hizo de manera sencilla ya que dentro de sus prácticas ya manejaba varios proyectos ambientales, como el punto de separación en la fuente, donde todos los colaboradores y sus familias hacen parte de este reciclaje, también tienen la huerta urbana donde han realizado diferentes siembras como lechuga, tomate, zanahoria y cilantro; otro de los proyectos que allí se realizó fue la instalación de paneles solares que no solo contribuyen a la disminución en el impacto ambiental, sino que reducen el gasto de energía.
Para registrarse, lo único que debieron hacer fue cambiar el objeto de la empresa dentro de los estatutos y cumplir con las prácticas; hasta el momento a las empresas no se les cobra por este registro, sin embargo, sí deben presentar cada año un informe de gestión y de esta manera seguir constituyéndose como empresa BIC.

Compartir

Deja un comentario